印刷する
compartir

Análisis Macro

Perspectivas para 2016: bonos convertibles

Tras la crisis financiera, las bolsas se adentraron en un mercado alcista prolongado. Los inversores en bonos convertibles se vieron recompensados con un largo periodo de sólidas rentabilidades. El ingente programa de expansión cuantitativa de la Reserva Federal (Fed) impulsó a los mercados y reactivó la economía estadounidense. A continuación, siguieron los pasos de la Fed el Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo y el Banco de Japón, implantando también programas de compras de activos. Este último aún está inyectando grandes cantidades de liquidez en la economía global.

22/12/2015

Martin Kühle

Martin Kühle

MSCI, Investment Director Convertible Bond

  • Esperamos que el contexto de mercado en 2016 siga siendo volátil.
  • Podríamos asistir a repentinos reveses en los mercados desencadenados por un giro negativo en la confianza, por oscilaciones en la liquidez del mercado o por envites imprevistos en los fundamentales económicos.
  • Los bonos convertibles, con sus estabilizadores integrados, deberían ser una clase de activo adecuada para la volatilidad del mercado.

La Fed está a punto de subir los tipos de interés por primera vez desde que implantara la política de “tipos a cero” en 2008, pero la envergadura del experimento financiero sigue haciendo de esta decisión la primera de su clase en la historia de la economía. La expansión cuantitativa seguirá teniendo implicaciones directas y positivas en los mercados de renta variable y de bonos convertibles. Las valoraciones de las acciones europeas y asiáticas aún parecen razonables, lo que, junto con el incremento de la base monetaria, sigue favoreciendo las perspectivas de la renta variable. Dicho esto, creemos que estamos – sin lugar a dudas – en la última fase de un mercado alcista que ha durado mucho.

Los rotundos y repentinos reveses en los mercados bursátiles son ahora habituales. Durante el verano, los mercados de valores chinos se desplomaron y los precios de las acciones se dejaron alrededor del 40% antes de estabilizarse. En los meses de agosto y septiembre, las bolsas de todo el mundo cedieron más de un 10% para luego recuperarse en octubre. En todas estas ocasiones, los bonos convertibles protegieron
a los inversores frente a casi la mitad de las pérdidas de los mercados bursátiles. Los bonos convertibles, con sus estabilizadores integrados, demostraron ser la clase de activo perfecta para la volatilidad que han mostrado los mercados este año. En nuestra opinión, los bonos convertibles deberían seguir reduciendo el riesgo de renta variable para los inversores en 2016.

Éstos brindan protección a través de una característica denominada “sincronización automática”. Esta función implica que la exposición a la renta variable desciende automáticamente cuando la acción subyacente cae. Y, lo que es más importante, esta exposición vuelve a aumentar cuando los mercados se revalorizan. Una acertada gestión activa de la exposición y una buena selección de títulos podría contribuir notablemente a la rentabilidad a largo plazo.

Nuestra hipótesis más probable para 2016 se centra en la persistencia de una mayor volatilidad. Podríamos asistir a repentinos reveses en los mercados desencadenados por un giro negativo en la confianza, por un envite en los fundamentales o por oscilaciones en la liquidez del mercado, especialmente en el extremo inferior de la curva crediticia. ¿Es esto un mal presagio para los activos de riesgo en general? No, no creemos que lo sea. En nuestra opinión, los repuntes que suelen producirse tras una interrupción en un mercado alcista implican que estos periodos de debilidad podrían ofrecer puntos de entrada interesantes.

En un periodo de política monetaria poco convencional, es probable que los tipos de interés continúen en niveles artificialmente bajos a escala global. Esto será así a pesar de los lentos y cuidadosos movimientos en los tipos de interés estadounidenses. En el resto del mundo, los tipos de interés deberían permanecer en niveles bajos e incluso seguir cayendo. Ante un crecimiento económico escaso aunque en terreno positivo, creemos que hay buenos motivos para seguir invirtiendo en activos de riesgo. La cuestión, para nosotros, no es si exponernos o no a la renta variable, sino qué grado de exposición deberían mantener los inversores en sus carteras.

“En un periodo de política monetaria poco convencional, es probable que los tipos de interés continúen en niveles artificialmente bajos a escala global.”

En los últimos años, me he enfrentado una y otra vez a la pregunta de si la era de los bonos convertibles estaba tocando a su fin, pero creemos que los inversores deberían seguir confiando en esta clase de activo. A largo plazo, los bonos convertibles deberían seguir brindando a los inversores una atractiva combinación de exposición inteligente a la renta variable al tiempo que mantienen la protección frente a caídas que ofrecen los bonos.

“En nuestra opinión, los bonos convertibles deberían seguir reduciendo el riesgo de renta variable para los inversores en 2016.”

Las opiniones expresadas aquí, son las de Dr. Martin Kuehle, director de inversiones, y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders. Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud. Publicado por Schroder Unit Trusts Limited, 31 Gresham Street, London EC2V 7QA. Autorizado y regulado por la Financial Conduct Authority. Para su seguridad, las comunicaciones serán grabadas o controladas. Las previsiones recogidas en el documento son el resultado de modelos estadísticos basados en una serie de supuestos. Las previsiones están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos.

Leer artículo completo

Perspectivas para 2016: bonos convertibles 2 pages | 521 kb

Descargar