印刷する
compartir

Vídeos

Perspectivas para 2016: Multiactivo

2015 ha sido un año complicado para las valoraciones. No obstante, tras las drásticas fluctuaciones en los rendimientos de la deuda pública y las recientes ventas masivas en los mercados bursátiles, muchos activos de reparto de rentas vuelven a ofrecer rendimientos interesantes. 

02/12/2015

Aymeric Forest

Aymeric Forest

Head of Multi-Asset Investment - Europe

  • La demanda de rentas sigue siendo elevada y muchos activos que reparten rentas ofrecen ahora rentabilidades atractivas.
  • Los ciclos económicos son divergentes, por lo que es necesario gestionar activamente los riesgos a nivel regional.
  • Los títulos que reparten dividendos elevados y los bonos de alto rendimiento1 ofrecen oportunidades.

La demanda de rentas sigue siendo sólida

La demanda de rentas sigue siendo global y estructural, impulsada por los bajos tipos de interés y por el envejecimiento de la población en todo el mundo.

A pesar de esta demanda continuada, el contexto ha sido complicado para las estrategias centradas en la generación de rentas. En primer lugar, la apreciación del dólar está afectando a la liquidez y a algunos activos vulnerables a los tipos de interés. En segundo lugar, la normalización de los tipos reales2 ocurrió en paralelo a la caída de las previsiones de inflación tanto en Estados Unidos como en Europa. Los tipos reales se utilizan para evaluar los precios de los activos financieros:

si aumentan, el crecimiento debe ser lo suficientemente sólido como para compensar este efecto negativo.

Dicho esto, ¿qué nos depara el futuro? Los inversores deberán adaptarse a un entorno en constante cambio, ya que las valoraciones podrían no ser garantía suficiente de una estrategia de inversión satisfactoria.

Las divergencias regionales son más evidentes

Los ciclos económicos globales muestran tendencias divergentes en las diferentes regiones y se espera que este fenómeno continúe en 2016. Estas recientes diferencias se han debido principalmente a los tipos de cambio y las directrices de los bancos centrales. Así, priorizamos los activos regionales de Europa y Japón, ya que ambas regiones se benefician del apoyo de políticas monetarias de estímulo. Actualmente, el crecimiento europeo se está acelerando gracias a la debilidad del euro.

En el resto de regiones, existen ciertos indicios de ralentización en los sectores manufactureros de Estados Unidos, mientras las economías emergentes siguen presionadas por la fortaleza del dólar y la desaceleración del crecimiento chino. Se espera que la Reserva Federal (Fed) suba sus tipos de referencia. No obstante, independientemente del momento escogido para realizar la primera subida, este ciclo es único y la Fed podría no contar con margen de maniobra en el futuro y cambiar de rumbo si los desequilibrios se intensifican. En general, las políticas monetarias más restrictivas tienden a generar una disminución de las previsiones de rentabilidad, lo que implica que los inversores no sólo deben centrarse en estrategias de rentabilidad total3, sino también en aquellas con una gestión dinámica.

Por ello, esperamos que la volatilidad se normalice en niveles más elevados. Los precios de los activos dependerán en mayor medida de la recuperación del crecimiento para poder ofrecer rentabilidades futuras, mientras los niveles de las valoraciones a largo plazo – entre razonables y caros – podrían limitar la revalorización de la renta variable.

Los títulos que reparten dividendos elevados y los bonos de alto rendimiento son interesantes

En este contexto, los títulos con dividendos elevados podrían ofrecer ciertas características defensivas, así como unos flujos de caja más regulares y cuantiosos. Estos activos han venido registrando rentabilidades inferiores durante más de dos años en comparación con un universo de renta variable global en niveles normalizados, y ahora podrían ofrecer un atractivo punto de entrada.

Asimismo, percibimos valor en algunos bonos de alto rendimiento, si bien la selección de títulos es importante. Se trata de nuestra clase de activo preferida en el universo de la renta fija, dado su interesante rendimiento y la elevada tasa de impago implícita4.

En cuanto a los activos emergentes, mantenemos una posición prudente a pesar de las atractivas valoraciones debido a la fortaleza del dólar y al entorno de crecimiento escaso.

Para concluir, los bancos centrales y los tipos reales seguirán siendo importantes catalizadores en 2016. Es poco probable que la primera subida de tipos por parte de la Fed en los próximos meses esté seguida de un ciclo de ajuste agresivo debido al impacto de la apreciación del dólar sobre las exportaciones estadounidenses y al escaso crecimiento chino. Por lo tanto, es poco probable que la deuda pública se descontrole, pero también que ofrezca una rentabilidad interesante. Esto podría beneficiar a las estrategias de gestión activa centradas en la percepción de rentas. 

La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido.

1 Los bonos de alto rendimiento son títulos especulativos con una calificación crediticia por debajo de grado de inversión.
2 El tipo real es el tipo de interés que un inversor puede esperar recibir después de tener en cuenta la inflación.
3 La rentabilidad total de una inversión incluye las posibles plusvalías (o minusvalías), además de las rentas por intereses o dividendos. 
4  El riesgo de impago es el riesgo de que un emisor de bonos no pueda hacer frente a la amortización de su deuda e incumpla su obligación contractual con los inversores. Una tasa de impago elevada significa que los precios de mercado sugieren que el riesgo de impago es alto.

Las opiniones expresadas aquí, son las de Aymeric Forest, Director de Inversiones Multiactivo, Europa, y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders. Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud. Publicado por Schroder Unit Trusts Limited, 31 Gresham Street, London EC2V 7QA. Autorizado y regulado por la Financial Conduct Authority. Para su seguridad, las comunicaciones serán grabadas o controladas. Las previsiones recogidas en el documento son el resultado de modelos estadísticos basados en una serie de supuestos. Las previsiones están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos.

Leer artículo completo

Perspectivas para 2016: Multiactivo 2 pages | 681 kb

Descargar