印刷する
compartir

Estudio Global de Inversión

¿Por qué debería saber a qué se dedica una gestora de fondos de inversión?

Las gestoras desempeñan un papel clave en la planificación financiera a largo plazo, si bien el Estudio Global de Inversión de Schroders revela que la mayoría de los inversores no sabe a qué se dedican. A continuación, analizamos el lugar que ocupan las gestoras en el proceso de inversión y por qué los inversores deberían saber cuál es su papel.

15/09/2016

¿Sería capaz de explicar a qué se dedica una gestora de inversiones? Es muy probable que ya sea cliente de una de ellas: si tiene algún tipo de plan pensión corporativo es muy posible que detrás haya una gestora.

A pesar de ello, gran parte de los inversores no entienden el papel de la industria de la gestión de inversiones, incluso aquellos que ya han invertido sumas considerables de dinero.

En el marco del Estudio Global de Inversión de Schroders, preguntamos a 20.000 inversores de 28 países a qué creían que se dedicaba una gestora. Cada uno de ellos mantenía una inversión mínima equivalente a 10.000 euros, al margen de planes de pensiones e inversiones inmobiliarias.

¿Qué es una gestora?

A pesar de mantener un nivel de inversión considerable, más de un 25% de los encuestados confundía la labor de una gestora de inversiones con la de un asesor financiero: el 27% afirmó que estas compañías «prestan asesoramiento de inversión y recomiendan productos financieros adecuados para invertir».

Propusimos cinco descripciones del trabajo de una gestora y sólo el 37% de los encuestados seleccionó la respuesta correcta: una gestora "administra el dinero en nombre de los clientes, agrupando sus fondos en diversas estrategias de inversión a largo plazo". El 12% de los encuestados confundió el papel de las gestoras con el de un banco de inversión. El 10% incluso pensaba que las gestoras eran bancos comerciales.

Pero, ¿de verdad es tan sorprendente? Las gestoras han llevado a cabo discretamente su labor durante décadas en un segundo plano, velando por los ahorros para la jubilación y demás inversiones de sus clientes, a menudo sin que el inversor final fuera necesariamente consciente del proceso.

¿Ha llegado el momento de cambiar?

En el pasado, la mayoría de los planes de pensiones eran «salariales finales» o de «aportación definida» (denominados de este modo por la certidumbre de que se recibirá una cantidad determinada en el momento de la jubilación). Por esta razón, la mayoría de miembros de estos planes no son conscientes de que su empleador confía el crecimiento de los activos a gestoras de fondos o inversiones como Schroders y sus homólogas.

Pero la concienciación sobre la labor de las gestoras está cambiando poco a poco, en parte por el cambio de tendencia en la forma de ahorrar a través deplanes de pensiones laborales.

Los planes de pensiones salariales finales están decayendo, en aras del auge de los planes de contribución definida. Con los planes de contribución definida, el empleador no garantiza unos determinados ingresos para la jubilación. En su lugar, dicha cantidad viene determinada por la suma invertida y por el resultado de la inversión, por lo que el empleado asume el riesgo.

Esto implica que los miembros de estos planes deben implicarse más. Han de conocer mejor cómo se gestiona su dinero y qué rendimientos se logran.

¿Pero el conocimiento en materia de inversión se amplía lo suficientemente rápido?

La mayoría de los países se enfrentan a enormes déficits en su hucha de las pensiones, lo que podría dejar a millones de personas con unos ingresos para la jubilación muy inferiores al 70% del salario que recomienda la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Son muchas las voces que demandan políticas destinadas a aumentar drásticamente este tipo de ahorro y algunos países ya se han puesto manos a la obra.

La industria de la gestión de inversiones puede contribuir de muchas maneras, pero resulta básico ayudar a los consumidores a entender no sólo las ventajas de invertir sino también explicarles qué hacen y cómo trabajan para ayudarles.

Esto sólo puede ser positivo a la hora de animar a más personas a invertir, ayudándoles así a cumplir sus objetivos financieros.

Afortunadamente, nuestro Estudio Global de Inversión reveló un gran interés entre los consumidores por ampliar sus conocimientos y entender las inversiones.

Es fundamental que las gestoras —en su momento, los motores en la sombra del crecimiento del patrimonio de los ahorradores— aporten su granito de arena y expliquen todas y cada una de las partes del proceso.

Para obtener más información y acceder a la infografía del estudio, visite la web www.schroders.es/gis o descargue el informe completo a continuación.

Notas: Acerca del Estudio Global de Inversión de Schroders 2016

Schroders encargó a Research Plus Ltd la elaboración —entre el 30 de marzo y el 25 de abril de 2016— de un estudio online independiente en el que participaron 20.000 inversores de 28 países a escala global, como Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, la India, Italia, Japón, los Países Bajos, España, el Reino Unido y Estados Unidos, entre otros. Este estudio entiende por «inversores» a aquellas personas que invertirán un mínimo de 10.000 euros (o su contravalor en otras divisas) en los próximos 12 meses y que hayan modificado sus inversiones en los últimos cinco años. Estas personas representan las opiniones y perspectivas de los inversores en cada país incluido en el estudio.

Información Importante
Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud.
La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido.
Publicado por Schroder Investment Management Limited, 31, Gresham Street, London, EC2V 7QA. Autorizado y regulado por la Financial Conduct Authority.