En profundidad

La cuenta regresiva para el COP26 – Cómo el 2021 es un año definitorio en la lucha contra el cambio climático


El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha advertido que este año será un año definitorio en la lucha contra el cambio climático.

La próxima cumbre sobre el clima de las Naciones Unidas, la COP26 (o, según su nombre completo, la 26.ª conferencia de las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) se llevará a cabo en Glasgow en noviembre. 

La conferencia, pospuesta el año pasado debido a las restricciones del Covid-19, es coorganizada por el Reino Unido e Italia, y se espera que los países anuncien nuevos objetivos climáticos por adelantado.

La historia

Más de 190 países han suscrito el acuerdo climático de París, que tiene como objetivo limitar los incrementos de temperatura cómodamente por debajo de los 2 grados Celsius, e idealmente a 1,5 grados Celsius respecto a los niveles de 1900.

Sin embargo, al comentar un informe interino de la conferencia sobre el cambio climático de la ONU, publicado el 26 de febrero, el secretario general lo describió como una alerta roja para el planeta.

Para limitar el aumento global de temperatura a 1,5 grados Celsius, debemos recortar las emisiones de carbono en un 45% para 2030 en comparación con los niveles de 2010, según el panel intergubernamental sobre el cambio climático.

Pero el informe reveló que mientras una mayoría de los países representados había aumentado su nivel de ambición en cuanto a los objetivos de sus emisiones, sus impactos combinados seguían siendo muy insuficientes. La conferencia sobre cambio climático de la ONU declaró estar "camino a alcanzar para 2030 una reducción de apenas un 1% en comparación con los niveles de 2010".

El informe sintetizado inicial de las “Contribuciones Nacionales Determinadas” resume el impacto de 48 planes sobre el cambio climático, nuevos y revisados, que incluyen objetivos de reducción de emisiones para 2030. 

¿Cuál ha sido la reacción?

Debido a que la versión final no se publicará hasta más adelante este año, esto es un avance.

Sin embargo, Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la conferencia sobre el cambio climático de la ONU, ha declarado que muestra que los niveles actuales de ambición en la lucha contra el cambio climático están "muy lejos de ponernos rumbo a un cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París". Añadió que "deben tomarse ahora mismo decisiones para acelerar y ampliar en todas partes las acciones contra el cambio climático".

El presidente de COP26, Alok Sharma, ha declarado que el informe "debe servir como un llamado a la acción" y ha solicitado a todos los países presentar objetivos ambiciosos para 2030.

"Debemos aceptar que la ventana de oportunidad para tomar acciones para cuidar nuestro planeta se está cerrando rápidamente", advirtió. 

¿Quién más ha estado hablando acerca del COP26 y la lucha contra el cambio climático?

A medida que las campañas de vacunación han alentado las esperanzas para un fin de los confinamientos, e incluso de la propia pandemia, el cambio climático vuelve a ganar ímpetu.

Representantes de gobiernos, activistas del clima, personalidades empresariales y famosos de los medios han salido a expresar lo urgente de la situación. Malala Yousafzai, premio Nobel de la Paz y activista de la educación, el naturalista Sir David Attenborough, el fundador de Tesla, Elon Musk, y personalidades como la actriz Emma Thompson, Arnold Schwarzenegger, Leonardo DiCaprio y Pharrell Williams.

El presidente de los EE. UU., Joe Biden, llevará a cabo su propia cumbre de líderes sobre el cambio climático el 22 de abril, después de haber vuelto rápidamente a suscribir el acuerdo de París apenas entró a la Casa Blanca.

Bill Gates ha publicado un libro de alto perfil sobre el tema y recientemente ha declarado: "Para evitar el desastre climático se necesita una forma distinta de hacer negocios, el coraje de asumir riesgos que muchos gerentes no están acostumbrados a asumir (y que los inversores no están acostumbrados a premiar)".

Tomas-fire-santa-barbara.jpg

En enero, Schroders escribió a las principales empresas del Reino Unido para solicitarles que publiquen planes de transición detallados y con el detalle de costos para luchar contra el cambio climático. El gerente de Schroders advierte que "el cambio climático está generando un momento similar al de 1929".

En diciembre de 2020, Schroders se unió a 29 gerentes de activos globales, que representan más de 9 billones de dólares de activos, para lanzar la iniciativa Net Zero Asset Managers (Gerentes de activos de neutralidad climática). Este grupo líder de gestores de activos se comprometió a apoyar el objetivo de alcanzar la neutralidad de emisión de gases de efecto invernadero para 2050 o antes, en línea con los esfuerzos globales para limitar el calentamiento global a 1,5°C.

Schroders también participa activamente de la Climate Action 100+, una iniciativa de inversores para asegurar que los principales emisores corporativos mundiales de gases de efecto invernadero tomen las acciones necesarias para luchar contra el cambio climático.

El gerente de Schroders afirma que, al igual que el desplome de Wall Street en 1929 llevó a una drástica transformación de la transparencia de las empresas, las de hoy deberían estar sometidas al mismo nivel de presión para presentar planes claros para enfrentar el cambio climático. 

En palabras de Peter Harrison, gerente de Schroders:

"Inicialmente contactamos a empresas del índice FTSE 350. Les ofrecimos asistencia para la ejecución de sus planes, pero también aclaramos que supervisaríamos los avances de cerca. Con un enfoque de más largo plazo, esperamos el mismo progreso más allá de estas costas. Quisiéramos ver a todas las empresas grandes y medianas, sin importar de la bolsa en la que coticen, publicar sus planes."

Según Mark Lacey, director de acciones de recursos globales de Schroders:

"La intervención de alto perfil del fundador de Microsoft, Bill Gates, en el debate sobre cambio climático, debería ser bienvenida. Él logra capturar el desafío del siglo: cómo dejamos de añadir 51 mil millones de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera cada año. Debemos hacer esto lo antes posible para evitar el desastre climático y debemos hacerlo de una forma económica y equilibrada. El sistema energético global, cuando se combina la electricidad, el transporte y la calefacción/refrigeración, está en los hechos responsable por la mitad de los 51 mil millones de toneladas de gases de efecto invernadero que liberamos a la atmósfera por año. Este cambio del sistema energético a un sistema más sustentable es lo que hoy día llamamos "transición energética".

"Como inversores de esta tendencia, somos responsables de invertir el dinero de nuestros clientes de forma responsable en empresas directamente involucradas con el cambio estructural del sistema energético en los próximos 30 años."

Lesley-Ann Morgan, directora de estrategia multiactivos ha declarado que:

"Las acciones de reguladores y formadores de políticas para prevenir la catástrofe climática tienen implicancias de peso para las empresas y las inversiones. Esto representa una evolución en la forma en que generamos y consumimos energía de una magnitud que no se ha visto en generaciones."

"La voluntad política para tomar acciones sigue ganando impulso, lo que significa que empresas e inversores tendrán que tomar medidas si pretenden mantenerse vigentes ellos y sus inversiones. Para siquiera empezar a pensar en alcanzar los objetivos de neutralidad climática, las empresas deben hacer por sí mismas planes de descarbonización cuantificables."

"Esto resalta la importancia de invertir de forma activa. Y también la importancia de entender activamente lo que hacen las empresas para mejorar, así como hacerlas rendir cuentas si no lo hacen."

"Al buscar esas empresas que crearán un futuro más limpio, los inversores podrán beneficiarse de la transición a un mundo libre de emisiones de carbono. Esto traerá algunos de los desafíos y oportunidades más disruptivos con los que las empresas deban lidiar en los próximos años y décadas.!

En palabras de Andy Howard, director global de inversiones sostenibles:

"Resulta totalmente claro que muchas empresas, no solo de la industria pesada sino de todo tipo, ya cuentan con planes de descarbonización o están trabajando en ellos. Se evidencia un cambio de tendencia de hablar del cambio climático como una especie de tema de riesgo distante en las salas de juntas directivas a un tema con una presencia mucho más firme en la agenda."