印刷する compartir

En profundidad - Estudio Global de Inversión

Las expectativas de rentabilidad de los inversores se sitúan en el 10,7%, aunque los millennials esperan más

El Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders concluye que los inversores de todo el mundo son extremadamente optimistas en cuanto a la rentabilidad que obtendrán en los próximos años.

01/07/2019

David Brett

David Brett

Redactor de inversión

Según las conclusiones de un importante estudio a escala mundial, los inversores esperan una rentabilidad total anual del 10,7% durante los próximos cinco años.
 
Por regiones, América es el continente con las expectativas más altas, que se sitúan en el 12,4%. En Asia, los inversores esperan lograr un 11,5% y Europa se sitúa a la cola con la cifra del 9,0%.
 
La rentabilidad incluye el aumento de su capital, así como cualquier renta distribuida en forma de dividendos e intereses a partir de una amplia gama de inversiones, entre ellas, el efectivo, los bonos, los fondos inmobiliarios y la renta variable.
 
Estas son algunas de las conclusiones del Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders, que ha recabado las opiniones de más de 25.000 inversores de 32 países. Esta expectativa supera a la del estudio de 2018, en el que los inversores esperaban una rentabilidad anual del 9,9%.
 
Los inversores parecen optimistas de cara al futuro. Por ejemplo, la renta variable mundial, medida por el índice MSCI World, ha logrado una rentabilidad anual del 6,7% en los últimos cinco años. Más a largo plazo, el Estudio sobre renta variable y deuda pública británica de Barclays señala incluso que la rentabilidad del mercado lleva más de 100 años situándose alrededor del 5% anual. La rentabilidad histórica de los mercados no constituye una estimación de la rentabilidad futura.
 
Por países, los inversores argentinos son los que más rentabilidad esperan: una media del 15,8% anual. Las expectativas en otros países emergentes también son elevadas, y los inversores indonesios (15,5%), brasileños (14,9%), tailandeses (15,0%) e indios (14,3%) aspiran, de media, a obtener rentabilidades anuales superiores al 14% de aquí a 2024.
 
En el caso de los inversores estadounidenses, los resultados indican un fuerte repunte del optimismo. Esperan lograr una rentabilidad anual del 10,3% en los próximos cinco años, frente al dato del 8,5% que arrojó el estudio de 2018.
 
En Europa, los inversores rusos son los que más esperan conseguir: un 12,5%. Sin embargo, en la región en su conjunto se observa una expectativa mucho menor (del 9,0%). Bélgica es el país europeo y del mundo con una menor expectativa  (6,5%).
 
A continuación, puedes ver la lista completa de países y la rentabilidad media anual prevista en cada uno de ellos a cinco años vista. En ella, también se indica la rentabilidad histórica de cada país.
 
La expectativa global de rentabilidad para los próximos cinco años de los inversores supera la rentabilidad alcanzada por los mercados de valores durante el último lustro en casi todos los países.
 
Tan solo en Rusia, Dinamarca y los Países Bajos tienen una expectativa inferior a la rentabilidad real de sus respectivos mercados en los últimos años.
 
 
Rentabilidades anuales medias previstas a cinco años frente a rentabilidades anuales medias reales del índice MSCI en los últimos cinco años

País Expectativa de rentabilidad anual de los inversores de cara a los próximos cinco años Rentabilidad anual real del mercado bursátil 2014-2019 (%)
Argentina 15,8% 0,9%
Indonesia 15,5% 5,7%
Tailandia 15.0% 7,1%
Brasil 14.9% 12,8%
La India 14.3% 9,6%
EAU 13,8% -7,1%
Sudáfrica 13,8% 4,6%
México 13,4% 1,7%
Rusia 12,5% 15,8%
China 11,7% 7,0%
Chile 11,6% 2,6%
Australia 10,9% 7,7%
Polonia 10,7% 0,2%
Taiwán 10,7% 7,0%
Suecia 10,5% 7,5%
Portugal 10,4% -1,2%
EE. UU. 10,3% 10,3%
Corea del Sur 9,8% 3.0%
Singapur 9,7% 3,2%
Suiza 9,6% 6,2%
Hong Kong 9,6% 8.0%
Reino Unido 9,3% 5.0%
España 9,2% 0,8%
Francia 9,1% 7,3%
Países Bajos 9.0% 11.0%
Canadá 8,9% 5,6%
Dinamarca 8,3% 8,6%
Italia 8,1% 1,7%
Japón 8.0% 7,1%
Austria 8.0% 5.0%
Alemania 6,8% 4,1%
Bélgica 6,5% 4,8%

 

Fuente: Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders.
Datos de la rentabilidad del mercado de valores entre el 27 de mayo de 2014 y el 27 de mayo de 2019 de Refinitiv corregidos a 28 de mayo de 2019.
El fin de este documento no es ofrecer asesoramiento.
La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni exactitud.
La rentabilidad pasada no es indicativa de la rentabilidad futura.
 
 

Unas expectativas de ingresos alarmantes


 
También se preguntó a los inversores su opinión en cuanto a los ingresos y el resultado ha arrojado algunas sorpresas.
 
En conjunto, el inversor medio espera lograr unos ingresos del 10,3% de su inversión en los próximos 12 meses. Es tan solo un poco menos que su expectativa media de rentabilidad total.

Por países, la cifra más alta se ha registrado en la India (15,1%) y la más baja en Japón (5,8%). Las expectativas de ingresos de los inversores rusos (11,4%), indonesios (13,5%) y brasileños (13,0%) también fueron particularmente elevadas para sus respectivos continentes.

  Global América Asia Europa
Expectativa media de ingresos 10,3% 10,8% 10,4% 9,6%

Fuente: Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders.
 
 
Por generaciones, los millennials son los que más ingresos esperan recibir, un 11,7%, mientras la «generación silenciosa» (los nacidos entre 1925 y 1945), indican la expectativa más baja, un 6,2%.

 

  Millennials (entre 18 y 37 años) Generación X (entre 38 y 50 años) Baby boomers (entre 51 y 70 años) Generación silenciosa (más de 71 años)
Nivel de ingresos deseado 11,8% 10,8% 8,4% 6,9%
Expectativa de ingresos durante los próximos 12 meses 11,7% 10,2% 7,5% 6,2%

 

Fuente: Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders.
 
Rupert Rucker, Responsable de soluciones de rentas en Schroders, afirmó: «Los datos llaman la atención. Además de tener unas expectativas excepcionalmente altas en cuanto a la rentabilidad total, los inversores también creen que recibirán un nivel de ingresos casi idéntico a esa cifra.
 
«Hay que señalar varias cosas. En países como la India o Argentina, donde los tipos de interés superan con creces la media global, no es de extrañar que las rentabilidades esperadas sean de las más altas del mundo.
 
«También merece la pena analizar las respuestas de las distintas generaciones. Podría parecer que aquellos inversores menos experimentados, que están en la veintena o en la treintena, son mucho más optimistas que, por ejemplo, los llamados baby boomers.
 
Sin embargo, la expectativa de ingresos de un inversor típico de esta generación, del 7,5% en los próximos 12 meses, es también una cifra muy atrevida. El problema radica en que los inversores están predispuestos a esperar un nivel de ingresos alto, que ha sido lo normal durante décadas. Sin embargo, hemos entrado en una época en la que los tipos bajos son una constante.
 
«La realidad es que la rentabilidad a largo plazo del mercado de valores ha superado a la que se lograría con depósitos bancarios o bonos gubernamentales y creemos que seguirá siendo así en el futuro próximo».
 
 
 
Los inversores «expertos» esperan rentabilidades incluso más elevadas
 
Los inversores que consideran su nivel de conocimientos de inversión como «avanzado/experto» esperan obtener una rentabilidad total del 12,2% anual a lo largo de los próximos cinco años.
 
Aquellos que afirman ser «principiantes» o tener conocimientos «básicos» esperan una cifra más modesta: el 8,2%.

 

  Nivel de conocimientos
Rentabilidad total anual que esperan los inversores Todos Principiante / Básico Intermedio Experto / Avanzado
Global 10,7% 8,2% 10,1% 12,2%
Europa 9.0% 6,7% 8,1% 10,4%
Asia 11,5% 8,5% 11,2% 13,9%
América 12,4% 9,7% 11,9% 13,9%

 

Fuente: Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders
 
 
En qué medida influye la edad en las expectativas
 
Al igual que ocurre con la rentabilidad, las generaciones más jóvenes tienen expectativas más altas para sus inversiones que las generaciones más mayores.
 
Los millennials creen que podrán lograr una rentabilidad anual del 11,5% en los próximos cinco años, ligeramente por encima de la cifra del 11,0% que indicó el estudio de 2018. En cada una de las generaciones anteriores, esas expectativas se van moderando: La generación X (entre 38 y 50 años) espera una rentabilidad anual del 10,8%; los baby boomers (entre 51 y 70 años) del 9,0%; y los inversores de 71 años o más esperan una rentabilidad total anual del 7,8%.
 
 
Claire Walsh, Directora de finanzas personales en Schroders, señaló lo siguiente: «El estudio revela que cuanto más jóvenes son los inversores, mayor rentabilidad esperan obtener de su inversión. En parte, esto podría explicarse por su horizonte de inversión.
En teoría, disponen de más tiempo y podrían estar dispuestos a asumir más riesgos sabiendo que aún podrán recuperar las pérdidas.

Sin embargo, sospecho que se debe más a que los jóvenes tienen menos experiencia en inversión. Puede que algunos de ellos solo han vivido épocas de bonanza en los mercados y que sus respuestas estén influidas por ello.
 
«Las generaciones más mayores suelen ser más adversas al riesgo y es probable que se centren más en proteger su dinero para cuando les llegue la jubilación. Normalmente, asumir menos riesgo implica aceptar menor rentabilidad.
 
«También es interesante la expectativa del 12% de rentabilidad de los inversores «expertos», muy por encima de la de los principiantes. Esto podría ser síntoma de un exceso de confianza y de que un cierto conocimiento puede ser un arma de doble filo.
 
«Las expectativas de rentabilidad son preocupantemente altas entre los jóvenes y los mayores, entre los principiantes y los expertos. Puede que muchos inversores se lleven un susto».
 
 
Notas:
En abril de 2019, Schroders encargó a Research Plus Ltd que llevara a cabo una encuesta independiente a través de internet en la que participaron 25.743 inversores de 32 países de todo el mundo,entre ellos, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, la India, Italia, Japón, Países Bajos, España, Reino Unido y Estados Unidos.
 
El estudio entendía por «inversores» aquellas personas que invertirán un mínimo de 10.000 euros (o su contravalor en otras divisas) en los próximos 12 meses y que hayan modificado sus inversiones en los últimos 10 años.