Estudio Global de Inversión

Los inversores señalan el sector de la salud como la principal tendencia de inversión por la que apuestan

El Estudio Global de Inversión 2018 de Schroders revela las temáticas en las que los inversores son más propensos a invertir, y los Millennials declaran interesarse más por la sostenibilidad.

03/12/2018

David Brett

David Brett

Redactor de inversión

El sector de la salud es la tendencia que más probablemente respaldarán los inversores, tal y como pone de manifiesto un estudio sobre las preferencias en materia de inversión. Sin embargo, los Millennials se preocupan más por la sostenibilidad.

El Estudio Global de Inversión 2018 de Schroders destaca que un 66% de los inversores está interesado en invertir en un fondo temático centrado en el sector salud. 

Los fondos temáticos suelen concentrar sus inversiones en determinados temas o sectores. La rentabilidad del fondo depende de los resultados de ese sector o temática en concreto, a diferencia de un fondo diversificado, que evoluciona de acuerdo con los mercados en general.

Entre otras temáticas comunes, al menos seis de cada diez inversores también se interesan por la sostenibilidad (64%), las tecnologías disruptivas (63%) y las materias primas (60%).

El estudio recaba las opiniones de más de 22.000 inversores en 30 países. De media, el 59% de los inversores afirma estar interesado en invertir en seis fondos temáticos diferentes. El interés entre los Millennials fue incluso superior, del 67%. 

La tendencia más popular entre los Millennials —generación definida en este estudio como aquellos con edades comprendidas entre 18 y 36 años— es la sostenibilidad: el 70% se muestra interesado. Inmediatamente después se sitúan las tecnologías disruptivas (69%), la salud (69%) y la economía de los datos (68%).

Los baby boomers (de 51 a 70 años) se muestran más interesados en los fondos centrados en el sector de la salud (61%). No obstante, se interesan menos en la urbanización y la expansión de las ciudades (29%).

Los inversores parecen mostrar un mayor compromiso de inversión a largo plazo cuando respaldan una temática. Así, afirman que invertirían en un fondo temático 2,1 años más de media que en un fondo de inversión corriente.

Grado de interés en fondos temáticos: resultados globales frente a los inversores Millenials

Fondo temático Global Millennials
Salud (p. ej.: empresas farmacéuticas, proveedores de atención sanitaria) 66% 69%
Sostenibilidad (p. ej.: cambio climático, buen gobierno corporativo) 64% 70%
Tecnologías disruptivas (p. ej.: robótica, blockchain, computación cuántica, inteligencia artificial, realidad virtual) 63% 69%
Materias primas (p. ej.: recursos naturales) 60% 66%
La economía de los datos (p. ej.: Big Data procedente de sensores remotos, smartphones, satélites, redes sociales) 59% 68%
Urbanización (p. ej.: la expansión de las ciudades) 45% 58%

Fuente: Estudio Global de Inversion 2018 de Schroders

Alex Tedder, director de inversiones de renta variable global en Schroders, señaló: «La inversión temática busca aprovechar los catalizadores de crecimiento a largo plazo que deberían permitir a las empresas expuestas beneficiarse de un crecimiento de ventas más sólido. Se asume que esto respalda el crecimiento de los beneficios y, por tanto, la evolución de la cotización de la acción. Es un enfoque un tanto simplista, puesto que las acciones se verán impulsadas por una serie de factores distintos, entre ellos, las expectativas y las valoraciones. Sin embargo, intuitivamente la inversión temática parece gozar de buena acogida tanto entre los profesionales de la inversión como entre los clientes finales y, cuando se aplica adecuadamente, puede proporcionar una fuente adicional de rentabilidad. 

El interés se deriva también del hecho de que los inversores son ahora mucho más conscientes de las grandes tendencias que están transformando el mundo. Las grandes temáticas, como el cambio climático, la inteligencia artificial y las tendencias demográficas tendrán un efecto profundo en cada uno de nosotros. Requerirán un cambio considerable en la forma en que vivimos nuestras vidas, los productos que compramos y los servicios que necesitamos. Este concepto de cambio parece despertar el interés de los inversores y generar entusiasmo sobre el potencial de rentabilidad de la inversión. 

No obstante, la inversión temática plantea desafíos. Puede resultar en carteras con una composición muy distinta a la de una cartera de renta variable convencional, tanto en términos sectoriales como de sesgos geográficos o de los valores concretos mantenidos. Mientras que esto puede generar rentabilidades atractivas, también puede introducir un mayor grado de volatilidad y un perfil diferente de las rentabilidades en diferentes puntos del ciclo de inversión. Los inversores también deben ser conscientes de los extremos en las valoraciones de algunos títulos expuestos a ciertas temáticas que están especialmente de moda».

A continuación, se exponen las bases de algunos de los temas preferidos por los inversores.

Salud

El gasto en el sector Salud aumenta en todo el mundo. Esto se debe, en parte, a las mejoras en la calidad de la atención sanitaria: las empresas se esfuerzan por mejorar los tratamientos. También se debe al aumento de la longevidad. En Estados Unidos, una de cada cuatro personas con 65 años en la actualidad superará los 90 años, tal como indica la página web del sistema sanitario público. La combinación de estos factores implica que se prevé que el gasto sanitario en EE. UU. aumentará un 5,5% anual durante los próximos ocho años y podría constituir el 19,7% de la economía en 2026. 

Las empresas farmacéuticas y de biotecnología en todo el mundo esperan que el desarrollo de tratamientos para distintas enfermedades, desde el cáncer hasta el resfriado común, favorecerá elevados ingresos en el futuro. La genoterapia, que permite «reprogramar» las células de los pacientes para que combatan una enfermedad, ha sido uno de los ámbitos de investigación más dinámicos en los últimos años.

Sostenibilidad

Poco menos de las dos terceras partes (64%) de los inversores en todo el mundo dicen estar interesados en fondos temáticos centrados en la inversión sostenible. 

La tendencia responde al auge de las cuestiones de sostenibilidad en el panorama de actualidad global. Este año, la temática de los plásticos ha sido un tema candente, pero el cambio climático sigue siendo una preocupación primordial. 

Los cambios en el entorno social y medioambiental se están produciendo a un ritmo más rápido que nunca. El cambio climático, la evolución demográfica y la revolución tecnológica están transformando nuestro mundo. Aquellas empresas capaces de adaptarse y prosperar tendrán más éxito a la hora de atraer a clientes y empleados y de hacer crecer su negocio.

Disrupción tecnológica

Las tecnologías disruptivas, como el blockchain y la inteligencia artificial, también despiertan el interés de los inversores, y el 63% afirma que estaría interesado en fondos que invierten en ellas.

La dinámica de las tecnologías disruptivas es evidente para la mayoría de los inversores. Los minoristas están siendo desplazados por firmas como Amazon, mientras que Uber ha tenido un enorme impacto en el gremio del taxi en todo el mundo. No obstante, la repercusión va mucho más allá. Se están desarrollando procesos en prácticamente todos los sectores, lo que implica que nuevos bienes y servicios están reemplazando a los competidores tradicionales. Esta temática es de particular interés para los inversores más jóvenes: aquellos con edades comprendidas entre 18 y 24 años señalan que es la que más les interesa (el 28% se muestra «definitivamente interesado», mientras que el 34% afirma estar «muy interesado»).

Aquellos que apuestan por las inversiones temáticas las mantienen a largo plazo

Los inversores no solo esperan obtener beneficios rápidamente con las temáticas que respaldan. Los inversores clasifican las rentabilidades sostenibles a largo plazo como su máxima prioridad (7,8 sobre una puntuación máxima de 10) a la hora de elegir una inversión. 

Asimismo, los inversores afirman que mantendrían su inversión en un fondo temático una media de 2,1 años más que si se tratara de un fondo de inversión corriente.

El horizonte de inversión es incluso más largo, una media de 2,3 años más, entre los inversores que se consideran «expertos/avanzados».

Información importante:

Schroders encargó a Research Plus Ltd la elaboración —entre el 20 de marzo y el 23 de abril de 2018— de un estudio online independiente en el que participaron 22.338 inversores de 30 países a escala global, como Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, la India, Italia, Japón, los Países Bajos, España, el Reino Unido y Estados Unidos, entre otros. Este estudio entiende por «inversores» a aquellas personas que invertirán un mínimo de 10.000 euros (o su contravalor en otras divisas) en los próximos 12 meses y que hayan modificado sus inversiones en los últimos diez años. Estas personas representan las opiniones y perspectivas de los inversores en cada país incluido en el estudio.