印刷する compartir

En profundidad - Estudio Global de Inversión

Solo uno de cada cinco inversores fue capaz de mantener la cabeza fría durante el periodo de turbulencias que vivieron las bolsas en 2018

Según el Estudio Global de Inversión de Schroders, tan solo el 18% de los inversores se ciñó a su plan de inversión a largo plazo durante la tormenta que azotó a los mercados el año pasado.

01/07/2019

David Brett

David Brett

Redactor de inversión

El 2018 fue un año complicado para los inversores en el que las fuertes caídas de las bolsas de todo el mundo los pusieron a prueba.
Un nuevo estudio a nivel mundial indica que solo un 18% de los inversores afirmaron haber mantenido sus planes de inversión durante el volátil trimestre con el que acabó el 2018.
 
Estas son algunas de las conclusiones del Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders, que ha recabado las opiniones de 25.000 inversores de 32 países.
 
La mayoría de los encuestados (el 70%) afirmó haber realizado alguna modificación del perfil de riesgo de sus carteras durante ese periodo.
Algo más de un tercio (el 35%) aumentó su exposición al riesgo, la mayoría de ellos (el 56%) rotó hacia activos de menor riesgo (el 36%) o efectivo (el 20%).
El 9% de ellos realizó modificaciones en sus carteras, aunque mantuvieron sin cambios el perfil de riesgo.
 
287130_SGIS_2019_TH1Article1_2ESES_V201.png
 
Fuente: Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders: En el último trimestre de 2018, el índice MSCI World de renta variable mundial cayó bruscamente en un contexto de preocupación por la economía global. ¿Qué cambios realizaste en tu cartera de inversión como respuesta directa a este periodo de volatilidad del mercado?
 
 
A pesar de estos cambios, muchos inversores dijeron haberse sentido decepcionados con el comportamiento de sus carteras.
Más de la mitad (el 51%) afirmó no haber logrado su objetivo de inversión en los últimos cinco años y muchos de ellos atribuyeron el fracaso a lo que habían hecho o dejado de hacer.
 
La incertidumbre que se vivió en ese periodo fue particularmente alta. La renta variable mundial sufrió su mayor caída trimestral de los últimos siete años al acabar 2018, en un contexto de preocupación por la situación económica global, alimentada fundamentalmente por el recrudecimiento de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China. El índice MSCI World se dejó un 13,9%, su undécimo peor dato desde 1970.
 
 

Agitación en las bolsas: volatilidad de los valores de todo el mundo durante el tercer trimestre de 2018

market-rise-fall-global-stocks-cs1582-770px_noTitle.jpg
Fuente: Schroders. Datos de Refinitiv para el índice de precios MSCI World correctos a 12 de junio de 2019.
 
 
Claire Walsh, Directora de finanzas personales de Schroders, señaló lo siguiente: «A nadie le gusta perder dinero. Por eso, no es de extrañar que, cuando el mercado baja, los inversores se pongan nerviosos. Los distintos estudios siguen demostrando que los inversores sienten de forma mucho más profunda el dolor de perder que el placer de ganar. Esto puede influir en la toma de decisiones.
 
«Tal y como refleja nuestro estudio, tan solo tres meses de turbulencias en el mercado han llevado a los inversores a hacer cambios en lo que debería haber sido planes de inversión a largo plazo. La situación podría hacerles cometer errores clásicos a la hora de invertir. Por ejemplo, vender bajo cuando las cosas pintan feas, colocar los fondos en efectivo para proteger su patrimonio y dejarlo durante demasiado tiempo en la cuenta corriente con el correspondiente peligro de que la inflación acabe comiéndose nuestros ahorros..
 
«Estas decisiones son impulsos psicológicos que en el sector de la inversión se conocen como «finanzas conductuales». Es difícil predecir cómo acabará reaccionando el mercado. Sin embargo, ser más consciente de los sesgos que pueden afectar a nuestras decisiones es una buena manera de conservar el patrimonio».
 
 

La dificultad de sincronizarse con el mercado

 
El Estudio Global de Inversión sugiere que los inversores intentan que el mercado no les pille con el pie cambiado. Comprar barato y vender caro es el objetivo de cualquier inversor. Sin embargo, anticiparse al mercado en el momento justo es tremendamente difícil, por no decir imposible.
 
Los anteriores estudios realizados por Schroders demuestran lo caro que puede salir hacer las cosas antes o después del momento idóneo. Por ejemplo, si en 2003 huberas invertido 1.000 $ en el MSCI World y hubieras mantenido tu inversión durante los 15 años siguientes ahora tendrías 4.211 $.
(Ten en cuenta que, por supuesto, la rentabilidad pasada no garantiza la rentabilidad futura).
 
Ahora bien, si en vez de esto intentaste adelantarte a los acontecimientos entrando y saliendo del mercado a lo largo de este tiempo y acabaste perdiéndote los 30 mejores días del índice, esos mismos 1.000 $ serían ahora 1.268 $ o 2.943 $ menos.
 
 

Los inversores mantienen su inversión una media de 2,6 años

 
El Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders también señala que los inversores tienden a adoptar una visión relativamente cortoplacista.
De media, una persona mantiene su inversión durante 2,6 años antes de invertir en otro producto o rescatar el dinero.
 

287130_SGIS_2019_TH1Article1_2ESES_V202_noSource.png
Fuente: Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders: Excluyendo las inversiones inmobiliarias o en fondos de pensión, de media, una vez que has puesto dinero en un producto de inversión, ¿cuánto tiempo lo mantienes (antes de cambiar de producto o reembolsarlo)?
 
Tan solo un 13% de los inversores afirmó mantener su inversión durante el periodo mínimo de cinco años que suelen recomendar los asesores financieros. Sin embargo, el 41% indicó que la mantenía durante un año o menos.
 
«En general, cuanto más tiempo inviertes, más obstáculos tendrás que sortear por el camino, y por eso se sugiere mantener las inversiones durante por lo menos cinco años», indicó Walsh.
 
«Resulta algo preocupante que haya muchos inversores que no lo hagan. Cada uno invierte para una cosa: unos para comprar una casa y otros para cuando se jubilen, por ejemplo. Sin embargo, si tu objetivo es muy a corto plazo, por ejemplo, si quieres comprarte un coche, puede que lo mejor sea abrir una cuenta ahorro».
 
Schroders encargó a Research Plus Ltd que llevara a cabo una encuesta independiente a través de internet en la que participaron 25.743 inversores de 32 países de todo el mundo y cuyo trabajo de campo se realizó entre el 4 de abril y el 7 de mayo de 2019.
Este estudio entiende por «inversores» a personas que invertirán un mínimo de 10.000 euros (o su contravalor en otras divisas) en los próximos 12 meses y que hayan modificado sus inversiones en los últimos 10 años; estas personas representan las opiniones de los inversores en cada uno de los países incluidos en la encuesta.