Opinión de experto 

Johanna Kyrklund: ¿Cómo han evolucionado los mercados desde que se anunciaron las medidas de estímulo?


En un artículo que escribí la semana pasada, tomé un paso atraás respecto a los acontecimientos en el mercado para compartir mis pensamientos, como CIO de Schroders, sobre cómo gestionar las inversiones cuando estás en el ojo de la tormenta.

Con mi otro sombrero puesto, como responsable de inversiones multiactivo, aquí está mi opinión sobre dónde estamos con la crisis de Covid-19 y los mercados en este momento.

En las últimas dos semanas, hemos visto una enorme volatilidad en los mercados, el aumento de las medidas de bloqueo en Europa, el rápido aumento de las tasas de infección en el Reino Unido y los Estados Unidos, y una respuesta política masiva en todo el mundo por parte de los bancos centrales y los gobiernos.

La gente está aprendiendo a vivir con el coronavirus, pero esto significa esencialmente hibernar. La respuesta fiscal que hemos visto es esencial para proporcionar apoyo vital a la economía mundial, al menos hasta que veamos una estabilización en la tasa de mortalidad de los Covid-19. Pero el apoyo a la vida es todo lo que es; es mantener al paciente vivo, no sacarlo de la cama.

Debido a los cierres establecidos, la respuesta política no va a ser suficiente para activar una recuperación económica.

Como inversores multi-activos, evaluamos constantemente las relaciones entre las diferentes clases de activos. Las valoraciones que vemos en los mercados de valores ahora mismo son consistentes con una recesión corta y aguda  seguida de una recuperación en forma de V. Pero cada vez está más claro que la vuelta a la normalidad puede tardar más de lo que se esperaba originalmente.

En el lado positivo, la sustancial provisión de liquidez de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) está teniendo un impacto beneficioso, particularmente en los mercados de crédito.

Ha estabilizado los mercados de intercambio de divisas al reabrir las facilidades de intercambio de divisas con otros grandes bancos centrales. Se trata de un instrumento clave de financiación en dólares para los prestatarios extranjeros.

La Reserva Federal también ha ampliado su programa de compra de papel comercial, ha vuelto a poner en marcha su Servicio de Crédito para Comerciantes Primarios y ha introducido el Servicio de Crédito Corporativo del Mercado Secundario para proporcionar liquidez a los bonos corporativos en circulación, incluidos los ETFS.

Todo esto proporciona un importante respaldo y permite que la tensión del mercado crediticio disminuya a medida que las empresas obtienen acceso a parte de la financiación que tan desesperadamente necesitan.

En términos de posicionamiento, un mejor entorno de liquidez y una perspectiva económica incierta nos ha llevado a aumentar nuestra exposición a la deuda corporativa de grado de inversión. Es el sector que más se beneficia de las acciones de la Fed y los rendimientos en relación con los bonos del Tesoro (es decir, los diferenciales) parecen muy atractivos.

Hasta el momento nos mantenemos firmes en relación con la renta variable y la deuda corporativa de alto rendimiento. Estamos esperando el momento de aumentar nuestras exposiciones, ya que los mercados todavía necesitan procesar el importante choque de la demanda causado por el Covid-19. Sin embargo, vemos algo de valor en las acciones emergentes en relación con las acciones de EE.UU. después de los recientes movimientos del mercado.

En cuanto a los bonos del Estado, creemos que parecen caros. Dicho esto, esperamos que estén negativamente correlacionados con la renta variable, lo que no siempre ha sido el caso en los últimos tiempos. Aunque pensamos que la inflación puede resurgir eventualmente, creemos que el riesgo de deflación es más prominente por ahora, a pesar del sustancial estímulo. 

Los recortes sustanciales de los tipos de interés en los EE.UU. han disminuido el atractivo del dólar. Dado que la mayoría de las principales economías están expuestas al coronavirus directa o indirectamente a través de su impacto en la demanda mundial, vemos limitadas las oportunidades de utilizar las divisas como refugios seguros.

Con la rapidez de los acontecimientos, seguiremos proporcionando actualizaciones periódicas a medida que evolucionen nuestras opiniones sobre las oportunidades de inversión que puedan surgir, así como los riesgos que hay que tener en cuenta.