En profundidad

Nuestra herramienta de seguimiento del cambio climático marca un mínimo histórico conforme los avances toman impulso


El ritmo de progreso actual daría como resultado un aumento de la temperatura de 3,6°C por encima de los niveles preindustriales, según indican los acontecimientos del primer trimestre de 2021. El pasado verano, el aumento de temperatura estimado era de 3,9°C. En este comentario, el Director GLobal de Inversión Sostenible de Schroders comenta los cambios en la inversión de petroleras y gasísticas y los precios del carbono.

¿Qué es el Panel de Evolución del clima?

El cambio climático se está convirtiendo en un tema fundamental en la economía mundial. Creamos el Panel de Evolución del Clima en 2017 para ofrecer una medición objetiva de las subidas de temperatura a largo plazo que implican los cambios de las palancas que legisladores y empresas de todo el mundo pueden utilizar para afrontarlo.

El panel realiza un seguimiento del progreso hacia los compromisos que los líderes mundiales asumieron en París en 2015 a través del análisis de diversas áreas, desde la ambición política hasta la capacidad de producción de energías renovables. Hoy en día, 189 países han suscrito el Acuerdo de París, que tiene como objetivo limitar el aumento de la temperatura global en este siglo a 2 grados Celsius, y buscar, a su vez, la forma de limitarla hasta los 1,5 grados.

¿Qué nos dicen los últimos datos del panel?

Los datos más recientes apuntan a un incremento de la temperatura a largo plazo de alrededor de 3,6 grados sobre los niveles preindustriales, una cifra inferior a los 3,7 grados del trimestre anterior. Los datos de este trimestre y el pasado han marcado nuevos mínimos en los aumentos de temperatura que prevé el panel. 

Aunque aún queda mucho por hacer antes de que el ritmo de cambio que el panel prevé llegue a estar en el rango de “por debajo de 2 grados”, las muestras de que ese cambio toma impulso son claras y alentadoras. 

¿Qué es lo siguiente? La COP26 y el aumento del 50% en los Objetivos Basados en la Ciencia a los que se comprometieron las empresas el año pasado

Ya habíamos dicho que es probable que 2021 marque un punto de inflexión. La 26ª Conferencia de las Partes (COP26) se celebrará en noviembre, en el quinto aniversario del hito que supuso la cumbre de París. La COP26 estaba prevista para 2020 en un principio, pero hubo que posponerla por las restricciones derivadas del COVID-19.

Esta conferencia tiene como objetivo concretar las actuaciones de los diversos países para afrontar la emergencia climática y reforzar los compromisos adquiridos en París y en cumbres posteriores. En caso de tener éxito, puede suponer el pistoletazo de salida de una reducción sostenida de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo, necesaria para reducir a cero las emisiones globales en las próximas décadas.

Ahora más que nunca, veremos un aumento de la atención mediática en los meses previos al evento. Ya hemos visto a los Gobiernos que representan alrededor del 70% de las emisiones o el PIB mundiales comprometerse a descarbonizar totalmente su economía. El número de empresas que asumen compromisos similares en línea con los de París a través de la iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia ha crecido alrededor de un 50% en el último año y su concentración en la fijación de objetivos sigue tomando impulso.

Ese impulso se ve reflejado en los cambios que hemos visto en el panel de evolución del clima. Para los dos últimos trimestres, las únicas variaciones de los distintos componentes del panel han apuntado a menores incrementos de la temperatura. Algunas cifras se basan en datos anuales que no se han actualizado recientemente, y, si siguen la tendencia que se ha visto en aquellos indicadores más dinámicos, el aumento implícito de la temperatura seguirá cayendo. 

Dos impactos del último trimestre: menos inversión de petroleras y gasísticas y mayor precio del carbono

A lo largo del último trimestre, dos ámbitos han dominado las mejoras en el cuadro de mando. 

En primer lugar, la inversión de petroleras y gasísticas ha seguido cayendo en relación con el patrimonio del sector. Analizamos la inversión del sector comparando la inversión de capital de las firmas cotizadas con su patrimonio actual, con el fin de obtener una estimación del crecimiento futuro que implica su gasto. Ese ratio se ha reducido de manera sostenida desde principios de 2020, incluso aunque hemos visto recuperaciones en los precios del crudo.

En segundo lugar, los precios del carbono en el mercado del régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE) de la Unión Europea, y en las subastas de la Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero de EE. UU., más pequeño, siguen subiendo. 

El RCDE de la UE es uno de los pilares maestros de la política de la UE en materia de lucha contra el cambio climático y la primera y mayor plataforma mundial de comercio de derechos de emisión, ha alcanzado nuevos máximos, con precios superiores a los 40 euros por tonelada de CO2 en las últimas semanas. 

Creemos que harán falta precios más altos, y en una mayor proporción de las emisiones, para impulsar cambios del tamaño y alcance necesarios para lograr los objetivos climáticos. El incremento sostenido de los precios en los últimos años, a pesar del desplome de la producción industrial, ha demostrado que la tendencia es resiliente y que la acción política tiene ventajas.

Fuente: Refinitiv, estimaciones de Schroders

Fuente: Refinitiv, estimaciones de Schroders

Tenemos esperanza en lo que queda de 2021 y los meses previos a la COP26. Los dirigentes de la mayoría de grandes economías ya han detallado su compromiso para actuar. Eso ha creado el escenario para una acción global coordinada que podría respaldar la reducción sostenida de gases de efecto invernadero necesaria para que la descarbonización de la economía mundial avance según lo previsto.

Resumen de los cambios

El gráfico siguiente ilustra la variación de cada uno de los indicadores en comparación con los últimos datos (1T 2021).

Fuente: Cálculo de Schroders a partir de información procedente de varias fuentes. Datos actualizados al cierre de marzo de 2021


El gráfico siguiente ilustra las variaciones de cada indicador desde que creamos el panel del cambio climático a mediados de 2017.

Fuente: Cálculo de Schroders a partir de información procedente de varias fuentes. Datos actualizados al cierre de marzo de 2021