En profundidad

¿Qué es un ELTIF?


El acceso a los mercados privados siempre ha sido difícil para los inversores minoristas. La falta de liquidez, las estructuras complejas, los elevados umbrales de inversión mínima y la limitada oferta de productos han sido algunas de las causas por las que este tipo de producto se han restringido a menudo a inversores institucionales. Sin embargo, esto está cambiando.

Incluso en medio de la incertidumbre del mercado tras la guerra de Ucrania y la pandemia del virus Covid-19, muchos inversores minoristas sofisticados han mostrado un mayor apetito por los activos privados. Las razones para ello incluyen la necesidad de una mayor diversificación, así como el hecho de que en el pasado han obtenido rentabilidades superiores a los activos públicos o la menor volatilidad que a menudo viene con los activos privados.

En 2021, el valor global de los activos alternativos creció hasta superar los 10 billones de dólares, y se espera que alcance los 18 billones en 2026.

En los últimos años, los activos privados son accesibles para una base de inversores más amplia que las grandes instituciones, como los fondos de pensiones, gracias a los avances normativos y tecnológicos. Han surgido nuevos productos, como los Fondos de Inversión a Largo Plazo Europeos (ELTIF), que examinaremos a continuación con más detalle.

¿Qué es un ELTIF?

Un ELTIF es un tipo de fondo de inversión surgido de la normativa introducida por la UE en 2015. El objetivo de esta normativa era ayudar a mejorar la financiación de las empresas y proyectos de la UE que necesitan capital a largo plazo, pero que no tienen acceso a los mercados de capitales públicos. El reglamento establecía una estructura de fondos que permitía a los inversores minoristas sofisticados acceder a inversiones en activos privados, como proyectos de infraestructuras y pequeñas y medianas empresas que no cotizan en bolsa y que suelen ser de propiedad familiar. El objetivo era impulsar la economía real en Europa.

¿Por qué ahora?

Esto no significa que los inversores minoristas no se sintieran atraídos antes por los mercados privados, pero la falta de productos accesibles, los elevados umbrales mínimos de inversión, la complejidad, la ausencia de flujos de caja y la iliquidez han sido siempre una importante barrera de entrada. De ahí que los inversores institucionales hayan tendido a ser los principales inversores de estos fondos.

En los últimos años, los gobiernos han reconocido el creciente papel del capital de origen privado para el crecimiento económico y la creación de empleo. Por eso han introducido una normativa que permite a los inversores minoristas acceder a los activos privados.

Paralelamente a la evolución de la normativa, los gestores de fondos han lanzado fondos diseñados más específicamente para los inversores minoristas, que son más sencillos de acceder y administrar. Por ejemplo, estructurando los fondos con una única petición de capital y con importes mínimos de suscripción más bajos. Una llamada de capital es cuando un gestor de fondos pide a los inversores del fondo que aporten capital para realizar inversiones y cumplir con las obligaciones del fondo, como los gastos y las comisiones.

Tim Boole, director de producto, declaró: "Uno de los principales atractivos de los fondos ELTIF es que ofrecen la posibilidad de invertir en sectores de la economía a los que los inversores minoristas no han podido acceder anteriormente. Esto es especialmente importante para las pequeñas y medianas empresas de la UE, que son una fuente clave de crecimiento y representan una gran parte de la economía.

Europa cuenta con algunas de las principales empresas especializadas en sectores como el consumo de lujo, la fabricación, los servicios y la tecnología. Son muy atractivas porque son empresas especializadas, pero a menudo son demasiado pequeñas para cotizar en bolsa. Esto significa que a menudo no pueden desarrollar su potencial de crecimiento debido a la falta de capital nuevo. El ELTIF contribuye a cambiar esta situación".

¿Cuáles son las principales características de un ELTIF?


Los ELTIF presentan riesgos y complejidades particulares asociados a su forma cerrada y a la naturaleza predominantemente ilíquida de sus inversiones.

El mayor riesgo es que la estructura es ilíquida, lo que significa que los inversores deben planear mantener la inversión durante un plazo determinado, normalmente unos 10 años, aunque esto varía entre los ELTIF. La estructura cerrada significa que el capital se invierte desde el principio y a partir de ahí, normalmente, los inversores reciben dividendos, es decir, la devolución del capital y la rentabilidad obtenida a lo largo del resto del plazo.

El otro aspecto específico de los ELTIF es que las inversiones deben estar relacionadas con la economía de la UE y deben ser directas en una empresa, por lo que no se permite una inversión subyacente en fondos. Otras normas son el importe mínimo de inversión de 10.000 euros.

Es importante destacar que la normativa sobre los ELTIF está siendo revisada y algunas restricciones pueden cambiar el año que viene.

¿Cuáles son las principales ventajas?


Son muchos los factores que hacen que un ELTIF sea una opción interesante para los inversores que buscan diversificar sus carteras a través de inversiones alternativas. Entre ellos se encuentran los siguientes:

- Diversificación de la rentabilidad: abriendo la cartera de un inversor privado a clases de activos a las que no puede acceder de otro modo.

- Inversión a largo plazo y menor volatilidad: La naturaleza a largo plazo de los activos privados a los que se accede a través de los ELTIF significa que son muy adecuados para los inversores con horizontes de inversión a largo plazo centrados más en el resultado final sin tener en cuenta la volatilidad de una acción.

- Estructura y administración más sencillas: Los ELTIF están estructurados específicamente para inversores privados, por lo que suelen estar estructurados de forma que la administración sea menos pesada. Por ejemplo, hay menos peticiones de capital y una duración más corta, y la información fiscal está diseñada para los particulares. Además, el importe mínimo de inversión es inferior al de los típicos fondos de activos privados.

Estos y otros factores hacen que el acceso a los activos privados ya no esté fuera del alcance de la mayoría de los inversores privados.