En profundidad

¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU? Una guía rápida

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas son un "plan para lograr un futuro mejor y más sostenible para todos". La ONU los describe como un "llamamiento a la acción" para "promover la prosperidad y proteger el planeta".

¿De dónde vienen los ODS y para qué sirven?

Fueron adoptados por todos los Estados miembros de la ONU en 2015 como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible con el fin de hacer frente a los desafíos globales. Se desarrollaron a partir de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Andrew Howard, director global de inversiones sostenibles de Schroders, explica esto: "Es importante reconocer que los desafíos globales descritos por los ODS se han ido acumulando durante varias décadas. Los ODS son un marco para orientar las ideas y la innovación para afrontar esos retos".

¿Cuáles son?

  1. Fin de la pobreza
  2. Hambre cero
  3. Salud y bienestar
  4. Educación de calidad
  5. Igualdad de género
  6. Agua limpia y saneamiento
  7. Energía asequible y no contaminante
  8. Trabajo decente y crecimiento económico
  9. Industria, innovación e infraestructura
  10. Reducción de las desigualdades
  11. Ciudades y comunidades sostenibles
  12. Producción y consumo responsables
  13. Acción por el clima
  14. Vida submarina
  15. Vida de ecosistemas terrestres
  16. Paz, justicia e instituciones sólidas
  17. Alianza para lograr los objetivo

¿Cuáles son las metas y los indicadores?

Cada uno de los ODS tiene entre 8 y 12 metas, por lo que hay más de 150 en total. Van desde "mejorar el uso de la tecnología habilitadora... para promover el empoderamiento de todas las mujeres y niñas" hasta aumentar "sustancialmente la proporción de energía renovable en el mix energético mundial".

Estos objetivos tienen más de 200 indicadores específicos para medir los avances. Por ejemplo, para medir los progresos en relación con el objetivo de reducir la mortalidad materna en el mundo, se usa la tasa de mortalidad materna mundial.

¿Estamos camino de cumplir los objetivos para 2030?

El propio informe de progreso de la ONU para 2021 ha advertido que "la comunidad mundial se encuentra en un momento crítico en la consecución de los ODS". Afirma que la pandemia del coronavirus está "amenazando décadas de logros en materia de desarrollo, retrasando aún más la urgente transición hacia economías más ecológicas e inclusivas, y alejando aún más el progreso de los ODS".

¿Qué importancia tienen los ODS de la ONU para la inversión?

A menudo se dice que los inversores, grandes y pequeños, tienen un papel que desempeñar en la consecución de estos objetivos globales.

Según Andrew Howard: "Aunque originalmente estaban destinados a los gobiernos y a los responsables políticos, los ODS han evolucionado hasta convertirse en un marco universalmente reconocido, utilizado tanto por el sector público como por el privado. Ambos desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de soluciones.

 

"Como inversores, los ODS nos ayudan a entender dónde desplegar el capital y cómo garantizar que el capital que desplegamos esté alineado".

¿Cómo han desarrollado las empresas de inversión su uso de los ODS?

Andrew Howard dice: "Los ODS también pueden ofrecer una forma de entender cómo las inversiones se alinean con los valores personales de un inversor. Ha aparecido una amplia gama de soluciones en forma de fondos centrados en los ODS y herramientas de medición e información.

"Sin embargo, puede ser difícil distinguir qué soluciones ofrecen nuevas formas de pensar con resultados significativos frente a productos y herramientas que simplemente han cambiado de nombre sin muchos cambios fundamentales".

Y añade: "Ante este reto, estamos desarrollando un marco propio que pretende llenar este vacío. Se integrará en nuestro conjunto de herramientas de inversión, incluida SustainEx, nuestra herramienta propia para medir el impacto".

Así que, en resumen, los inversores pueden ayudar a avanzar en los ODS invirtiendo en empresas que contribuyen positivamente a ellos.

Y no sólo eso. Como propietarios de las empresas de las que son accionistas, los inversores tienen voz, una oportunidad única para pedirles cuentas y animarles a adoptar prácticas empresariales más sostenibles.

Andrew Howard lo explica: "Si queremos impulsar un cambio positivo, la inversión por sí sola no es suficiente. El compromiso empresarial (engagement) es un componente fundamental para que un inversor consiga resultados positivos y significativos para la sociedad".