Opinión de experto 

Vídeo – Kate Rogers nos cuenta cómo medir el impacto beneficiará a los inversores y a sus nietos.


La Responsable de Sostenibilidad del área de Gestión del Patrimonio de Schroders nos explica la nueva dimensión de la inversión. “Históricamente, las inversiones se han valorado en dos dimensiones: riesgo y rentabilidad. Pero, para invertir en este mundo cambiante, hay que tener en cuenta una tercera: el impacto”, apunta.

En el último vídeo de "My Story", Kate Rogers nos cuenta cómo la creciente concienciación social aumenta las exigencias de los inversores. Factores como la fiscalidad, la regulación o los cambios en las elecciones de los consumidores probablemente influyan sobre la rentabilidad futura de las empresas. En el vídeo, Kate ofrece ejemplos reales que demuestran la importancia del beneficio ajustado al impacto.