Opinión de experto 

Informes de mercado

Capital riesgo en 2020

  • En general, mantenemos una perspectiva muy positiva de cara a la rentabilidad de nuestras nuevas posiciones en capital riesgo para el 2020.
  • Aunque las grandes adquisiciones y los “unicornios” parecen caros, aquellos segmentos con barreras de entrada importantes, sobre todo en el segmento de más baja capitalización, resultan atractivos.
  • El énfasis de los inversores en los aspectos ASG será mayor en 2020, algo que encaja bien con la naturaleza de inversión a más largo plazo y de mayor compromiso del capital riesgo.

Los tipos bajos y las Bolsas altas se han citado ampliamente como posibles obstáculos a los que tendrán que enfrentarse las clases de activos tradicionales el año próximo. Este contexto ha despertado un mayor interés por el capital riesgo. Además, esta clase de activo encaja bien con otra cuestión que también preocupa a los inversores —los riesgos ambientales, sociales y de buen gobierno (ASG)— ya que exigen unos periodos de tenencia más largos y permiten tener más control sobre las inversiones.

Por eso, no nos sorprende que el interés por esta clase de activo que en este momento muestran los inversores sea elevado, y va a seguir siéndolo el año que viene. Según la firma especialista en capital riesgo Preqin, el 79% de quienes invierten en esta clase de activo tienen previsto aumentar su asignación a la misma en los próximos cinco años.

Sin embargo, aunque siempre hay cierto carácter cíclico en la captación de fondos, también creemos que el capital riesgo sigue una tendencia de crecimiento a largo plazo y no parece haber demasiados motivos para que esto deje de ser así. El capital riesgo lleva tiempo siendo una de las principales fuentes de creación de valor tanto para la economía real como para las carteras de valores. Su papel en la transformación de los modelos de negocio y la creación de nuevas empresas que crecen rápidamente es fundamental. El capital riesgo puede además ser un catalizador del relevo generacional: hacer posible que las riendas de las empresas pasen a una nueva generación sin sobresaltos. También puede atender mejor los intereses de quienes invierten a través de gestores de fondos, mediante los compromisos de capital de estos últimos (que son cada vez mayores). 

Ojo a las entradas de capital y valoraciones elevadas en algunas zonas del mercado

A pesar de nuestro optimismo, el creciente interés por la clase de activo ha creado un entorno “inflado” que plantea un reto para los inversores. En el pasado, algunos periodos en los que los inversores mostraron entusiasmo provocaron un exceso de capital que a su vez acabó por lastrar la rentabilidad (como pasó en el 1999/2000 con el capital riesgo y entre 2006 y 2008 con las adquisiciones). Hoy en día, existe el riesgo de que la historia vuelva a repetirse. La captación de fondos para llevar a cabo grandes adquisiciones está muy por encima de su tendencia a largo plazo (aunque no tanto como lo estuvo entre los años 2006 y 2008).

Adquisiciones alta capitalización: captación de fondos anual (EE. UU./Europa) vs. tendencia a largo plazo

Fuente: Preqin, Schroder Adveq, 2019. Adquisiciones alta capitalización: fondos con tamaño igual o superior a 2.000 M€/$

La rentabilidad pasada no es indicativa de la rentabilidad futura. Las cifras indicadas para el 2019 son previsiones y, por tanto, pueden variar. CS2273

Además, han proliferado en los últimos años las empresas que antes de salir a Bolsa valen más de 1.000 millones de dólares (conocidas como “unicornios”). En esto ha tenido mucho que ver la entrada de inversores no tradicionales en la última etapa, caso del fondo Softbank Vision, que cuenta con el respaldo de Arabia Saudí y que es, con creces, el mayor fondo de capital riesgo de la historia.

Las tasaciones de estas firmas en el mercado privado han subido hasta tal punto que han acabado por decepcionar al mercado cuando han intentado salir a Bolsa. Por ejemplo, Uber, Lyft, Slack y Pinterest, todas ellas muy bien valoradas en el mercado privado, cotizan ahora por debajo de los precios de sus respectivas OPV. Un caso muy notable ha sido el de WeWork, que ha tenido que retrasar su estreno en el parqué tras ser incapaz de suscitar el interés suficiente entre los inversores, incluso con un precio rebajado.

En general, las estrategias de capital riesgo que más posibilidades tienen de verse expuestas a grandes flujos de entrada de capital parecen ser aquellas que pueden dar cabida a grandes inversiones de un solo inversor sin que este alcance el límite máximo de titularidad. Normalmente, se trata de los fondos más grandes.

El segmento de capitalización más baja no parece tan caro

En cambio, pensamos que aquellos ámbitos del mercado con elevadas barreras de entrada son los que muestran unas dinámicas más sanas. Las operaciones de menor tamaño suponen un vasto universo de inversión que puede restringir el acceso de algunos fondos más grandes, puesto que es más complicado desplegar cantidades muy grandes de capital con rapidez.

Las adquisiciones de firmas pequeñas/medianas en los EE. UU. y Europa, la inversión en start ups en todo el mundo y la efectuada en la primera etapa de crecimiento en Asia se han mantenido estables o, incluso, han caído. Se trata de un indicador positivo para las expectativas de rentabilidad del año de inversión. Además, el actual entorno de tipos bajos ha hecho posible que algunas gestoras de fondos hayan “crecido” y hayan podido recaudar bastante más dinero, abandonando, por ende, estos segmentos del mercado de menor capitalización. Esto ayuda a estabilizar las dinámicas del mercado en el extremo de menor capitalización.

Adquisición de pequeña/mediana capitalización: Captación de fondos anual (EE. UU./Europa) vs. tendencia a largo plazo

La rentabilidad pasada no es indicativa de la rentabilidad futura. Las cifras indicadas para el 2019 son previsiones y, por tanto, pueden variar.

Fuente: Preqin, Schroder Adveq, 2019. Adquisiciones pequeña capitalización: fondos con tamaños inferiores a 500 M€/$; Adquisiciones de mediana capitalización: fondos con tamaños superiores a 500 M€/$ e inferiores a 2.000 M€/$. CS2273

Una de las consecuencias de esta divergencia en las tendencias de la captación de fondos es que los múltiplos de adquisición para las grandes compras hayan alcanzado su máximo histórico. En cambio, los de pequeña capitalización se mantienen en niveles razonables. Para 2020, esperamos que el segmento del mercado de menor tamaño (en lo que se refiere a las operaciones) continúe siendo la fuente de las oportunidades más atractivas en el seno del capital riesgo.

Las adquisiciones más pequeñas ofrecen un valor atractivo

La rentabilidad pasada no es indicativa de la rentabilidad futura.

Fuente: Baird 2019, S&P 2019, Schroder Adveq, 2019 CS2273

 

El énfasis que los inversores ponen en cuestiones de ASG será mayor en 2020

Esperamos que el año próximo los inversores tengan más en cuenta los factores ASG y —en menor medida, pero cada vez más— la inversión de “impacto” en sus decisiones a la hora de invertir en capital riesgo. Se trata de una tendencia cada vez más consolidada en Europa, impulsada en buena medida por la mayor concienciación social sobre el cambio climático y la iniciativa de la Comisión Europea para lograr unas finanzas sostenibles. También esperamos que los aspectos de ASG y la inversión de impacto cobren relevancia en otras regiones.

 

Información Importante

Las opiniones expresadas aquí son las del autor o de los autores, y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders.

El presente documento ha sido redactado con una finalidad exclusivamente informativa. Su contenido no constituye una oferta de compra o venta de ningún instrumento o título financiero, ni una sugerencia para adoptar ninguna estrategia de inversión. La información contenida en el presente no constituye un asesoramiento, una recomendación o un análisis de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas de ningún destinatario. Este material no constituye una recomendación contable, jurídica o tributaria y no debe ser tenido en cuenta a tales efectos. Se considera que la información contenida en este documento es fiable, pero Schroders no garantiza su exhaustividad o exactitud. La compañía no se responsabiliza de los errores de hecho u opiniones. No se debe tomar como referencia la información y opiniones contenidas en este documento a la hora de tomas decisiones estratégicas o decisiones personales de inversión.

La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido.

Schroders será responsable del tratamiento de tus datos personales. Para obtener información sobre cómo Schroders podría tratar tus datos personales, consulta nuestra Política de privacidad disponible en www.schroders.com/en/privacy-policy o solicítala a infospain@schroders.es en caso de que no tengas acceso a este sitio web.

Publicado por Schroder Investment Management (Europe) S.A., 5, rue Höhenhof, L-1736 Senningerberg, Luxembourg. Número de registro Luxemburgo B 37.799.

Las previsiones recogidas en el documento son el resultado de modelos estadísticos basados en una serie de supuestos. Las previsiones están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos.