En profundidad

¿Cuáles son las perspectivas a largo plazo para la inversión en salud después del Covid-19?


La crisis del Covid-19 ha afectado a la mayoría de los sectores económicos este año. Al 30 de junio, la salud fue uno de los tres sectores que registró retornos positivos en lo que va del año (+1,3% comparado con el -5,8% del índice MSCI World). Algunas empresas de salud han visto caer su actividad en medio de procedimientos quirúrgicos cancelados y citas no esenciales. Sin embargo, las empresas que fabrican el equipo utilizado para tratar a los pacientes de Covid-19 han visto un fuerte aumento de los pedidos.

Los especialistas en pruebas y diagnósticos también han visto un gran aumento en la demanda de pruebas de Covid-19 que compensan la disminución de las pruebas para otras enfermedades. Se han desarrollado numerosas pruebas para el virus, mientras que también hay pruebas de anticuerpos para detectar si alguien ha tenido el virus.

Mientras tanto, las esperanzas de volver a la "normalidad" se centran en encontrar una vacuna o un tratamiento. Hay más de 100 vacunas potenciales en desarrollo y se están probando tratamientos existentes para otras enfermedades para ver si pueden ser eficaces contra el virus.

Todo lo anterior apunta a que se está dedicando una enorme cantidad de recursos a la lucha contra el Covid-19, con muchas empresas de atención sanitaria que se benefician gracias a los mayores pedidos, ventas e inversiones.    

Pero si se encuentra una vacuna, ¿qué pasa entonces? ¿Podría el actual período de crecimiento detenerse bruscamente? Las áreas de interés podrían cambiar, pero hay razones para pensar que -incluso antes del Covid-19- el sector se encontraba en la cima de un período de aumento de la demanda, la innovación y un crecimiento potencialmente mayor.

La importancia de estar preparado

Hace un año, Keith Wade, economista jefe y estratega de Schroders, identificó los cambios demográficos y la consiguiente necesidad de aumentar el gasto en salud como una de sus "verdades ineludibles", tendencias que configurarán el panorama de las inversiones en el próximo decenio. En su opinión, la pandemia de Covid-19 ha "sobrecargado" este tema.

Keith dice que "esperaríamos que el gasto en salud aumente a medida que los gobiernos aumenten la resistencia de sus sistemas de salud". De la misma manera que el sector bancario tuvo que aumentar los amortiguadores contra el riesgo después de la crisis financiera mundial, se espera que el sector de la salud haga lo mismo después de la pandemia".

La crisis ha puesto en evidencia a los países cuyos servicios de salud han parecido estar mal preparados. Las dificultades para conseguir ventiladores apropiados o cantidades suficientes de pruebas han sido noticias de alto perfil. Por lo tanto, un mayor nivel sostenido de gasto en salud es algo que también esperan varios gestores de fondos de Schroders.

El gestor de acciones europeas, Paul Griffin, dice: "Incluso una vez que haya pasado lo peor de la crisis actual, creemos que es probable que la demanda siga siendo robusta". La pandemia ha centrado la atención en la importancia de estar preparados. Por ello, esperamos que las empresas que producen equipos de salvamento y medicamentos sigan teniendo una demanda elevada en relación con el período anterior a la crisis".

Paul también destaca la investigación biológica como un "nicho de rápido crecimiento" en el sector de la salud. Los medicamentos biológicos van desde simples proteínas hasta complejos anticuerpos fabricados en organismos vivos. Estos fármacos llevan existiendo última década, pero cada vez son más importantes para ofrecer medicamentos seguros e innovadores con mayores tasas de éxito. Las empresas de biotecnología subcontratan cada vez más el desarrollo y la fabricación de productos biológicos a empresas especializadas. Paul dice que "muchas de estas empresas especializadas en la fase de producción están disfrutando de un fuerte crecimiento en el mercado biológico".

Tres factores que apoyan el sector

El gestor de acciones globales John Bowler está de acuerdo en que la asistencia sanitaria persistirá como un tema de inversión clave más allá de la crisis de Covid-19. Él ve tres fuerzas que podrían hacer de la asistencia sanitaria un área de crecimiento sostenible durante muchos años: la demografía, la eficiencia y la tecnología.

  1. Demografía

El desafío demográfico es evidente en todos los países desarrollados. La población de la generación de la posguerra está llegando a los 75 años. Esta es la edad en la que se realizan procedimientos más complejos como las prótesis de cadera, lo que acelera la demanda de atención médica.

  1. Eficiencia

John dice: "La carga financiera para los presupuestos nacionales y el seguro médico pagado por el empleador está creando la fuerza necesaria para el cambio. Por ejemplo, en EE.UU. entre el 30% y el 40% de los gastos de salud se consideran desperdiciados, lo que crea una tremenda oportunidad para impulsar la eficiencia."

La presión sobre los presupuestos gubernamentales debido a la crisis económica de Covid-19 refuerza la importancia de este tema. Keith Wade dice: "El gasto en salud ya representa casi una quinta parte del gasto público de la OCDE. Esto supondrá un reto para los ministerios de finanzas en un momento en el que el Fondo Monetario Internacional prevé que la deuda pública total se eleve al 150% del PIB para el G20 a finales de 2021, en gran parte como resultado del Covid-19".

Y no son sólo los gobiernos los que buscan obtener más por su dinero, como dice Jeremy Knox de Schroder Adveq: "Las compañías farmacéuticas están mirando hacia las próximas fronteras de la medicina, al mismo tiempo que buscan ser más eficientes en el desarrollo de medicamentos para maximizar los beneficios de las nuevas terapias". Esta búsqueda de eficiencia ha llevado a un robusto mercado de proveedores de servicios subcontratados. Éstos forman una parte integral de la cadena de valor para el desarrollo de medicamentos".

  1. Tecnología

John Bowler dice: "El brote del Covid-19 ha demostrado lo importante que es la tecnología para el sector de la salud. En particular, la telesalud, que se refiere a la distribución de servicios relacionados con la atención de la salud a través de dispositivos electrónicos como teléfonos móviles y ordenadores portátiles, ofrece un importante potencial de crecimiento".

Y la tecnología tiene más que ofrecer que las consultas de Zoom que ahorran tiempo con su médico de cabecera, como explica John: "Hay un flujo constante de tecnologías novedosas y disruptivas tanto en medicamentos como en tecnología/datos que están proporcionando nuevos enfoques para el tratamiento de las enfermedades".

Ola de innovación en el sector

¿Puede la tecnología ayudar en la búsqueda de una vacuna Covid-19? El uso de la Inteligencia Artificial (IA) sugiere que puede.

La velocidad y el volumen de la investigación científica y los datos que se generan diariamente es imposible de manejar para un individuo, pero la IA, los modelos de aprendizaje de las máquinas (machine learning) y los algoritmos pueden ayudar a los científicos a darle sentido. Varias empresas están tratando de aprovechar este diluvio de datos. En el Reino Unido, una innovadora compañía de tecnología usó sus capacidades de IA para buscar entre las drogas existentes que podrían ser usadas potencialmente para tratar el nuevo coronavirus. Encontró un candidato potencial y esto llevó a un ensayo clínico con el gigante farmacéutico estadounidense Eli Lilly.

Tim Creed, Director de Capital Privado Europeo de Schroders, dice: "Varias empresas han utilizado antes la IA para identificar posibles tratamientos. Sin embargo, ayudar con el descubrimiento y desarrollo de medicamentos es una versión muy sofisticada de la IA. También muestra cómo una empresa relativamente pequeña con tecnología innovadora puede asociarse con un gigante farmacéutico. Ya sea que el Covid-19 se cure rápidamente o lleve mucho tiempo, esto demuestra cómo la IA puede funcionar en la industria".

Hay otros ejemplos de cómo las empresas innovadoras del Reino Unido han utilizado sus capacidades de nuevas maneras durante la crisis actual. Por ejemplo, dadas las presiones sobre el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), algunas empresas privadas intervinieron para ayudar. Tim dice que "un ejemplo es una empresa que proporciona tratamientos contra el cáncer, incluyendo la terapia avanzada de rayos de protones. Como el NHS estaba enfocado en el Covid-19, algunos otros tratamientos tuvieron que ser aplazados o retrasados. Esta compañía intervino para apoyar al NHS y tomar más pacientes con cáncer. Creemos que esto es una gran progreso para la relación de la compañía con el NHS a largo plazo."

Y la innovación en el desarrollo de nuevos tratamientos también crea una demanda adicional. John dice: "Ha habido un aumento dramático en el gasto de investigación y desarrollo en la última década. Esto en sí mismo está creando nuevos mercados en el cuidado de la salud. Esto se puede ver por una serie de nuevos e innovadores medicamentos en áreas como la oncología y la terapia génica que están a punto de comercialización".

Necesidades insatisfechas de asistencia sanitaria en los mercados emergentes

Las expectativas de una mayor demanda de atención sanitaria no se refieren únicamente al envejecimiento de la población o a la innovación de alta tecnología. El sector ya está experimentando un crecimiento como resultado de la floreciente clase media de los mercados emergentes y la tendencia actual a la urbanización, según Jeremy Knox: "Creemos que la industria mundial de dispositivos y equipos médicos crecerá sustancialmente en la próxima década. Esperamos que esto sea impulsado principalmente por Asia, a medida que sus economías evolucionen y los consumidores comiencen a acceder a la atención médica por primera vez".

En muchos mercados emergentes, el mayor acceso a la atención de la salud, y las mejoras en esa atención, son una fuente de potencial de crecimiento a largo plazo. La urbanización puede ayudar a ampliar el acceso, con la posibilidad de que se produzca un impulso que haga que los mercados emergentes superen a los desarrollados en algunas áreas de la atención sanitaria. Las posibilidades incluyen la vinculación de la tecnología con la prestación de servicios de atención de la salud en forma de farmacias en línea, por ejemplo.

Combinación de factores para apoyar el crecimiento del sector

Esto sugiere que, aparte del Covid-19, hay una serie de dinámicas que podrían apoyar el crecimiento y la actividad en curso en el espacio de la atención sanitaria. El cambio demográfico y la necesidad de hacer que los servicios de salud sean más resistentes a las crisis futuras impulsarán una demanda creciente y sostenida de servicios de salud. Las presiones presupuestarias hacen que la inversión en tecnología para mejorar la eficiencia sea una necesidad y no una opción. Las posibilidades que abre la nueva tecnología son enormes, desde nuevos tratamientos hasta nuevos métodos de acceso a la atención sanitaria. Y luego están los nuevos mercados que se abren a medida que el crecimiento de las economías de mercado emergentes permite que más personas accedan a los servicios de salud.

Tal demanda continua podría potencialmente ver a algunas compañías lograr un crecimiento más alto y consistente en el futuro. Esto puede hacerlas atractivas para los inversores que buscan mayores retornos. Como siempre, la selección de las empresas adecuadas para invertir será crucial. Paul Griffin dice: "Estas empresas no son simplemente lugares defensivos para esconderse durante una crisis; ofrecen oportunidades de crecimiento a largo plazo".