印刷する compartir

Informes de mercado

Perspectivas de mercado para 2019: renta variable emergente

Los posibles catalizadores clave para la rentabilidad de los mercados emergentes en 2019 son la debilidad del dólar estadounidense, un desenlace mejor de lo esperado de las relaciones comerciales entre EE. UU. y China y la atenuación de los temores sobre el crecimiento del gigante asiático.

14/12/2018

Tom Wilson

Tom Wilson

Responsable de renta variable de mercados emergentes

  • En general, las valoraciones son interesantes y reflejan unas perspectivas moderadas de crecimiento y beneficios, mientras muchas divisas parecen baratas.
  • El posible recrudecimiento del conflicto comercial entre EE. UU. y China constituye un riesgo, pero está cada vez más descontado. 
  • Esperamos una ligera depreciación del dólar estadounidense en 2019, lo que debería actuar como catalizador de la renta variable emergente.

El índice MSCI Emerging Markets ha caído más de un 10% en 2018 y más de un 20% desde su máximo de enero. La normalización de la política monetaria en EE. UU. y el creciente diferencial de crecimiento han impulsado la fortaleza del dólar, lo que ha afectado negativamente a las divisas y las condiciones financieras de los mercados emergentes.

Si bien EE. UU. ha retrasado el incremento de los aranceles sobre bienes chinos por valor de 200.000 millones de dólares, esperamos que el conflicto comercial entre ambos países se reanude. Además, la tendencia negativa del crédito en China y la creciente incertidumbre sobre las perspectivas del comercio han afectado al crecimiento chino y al comercio global. El sentimiento de mercado apuesta por la prudencia y las valoraciones han caído.

Cabe pues preguntarse hasta qué punto nos encontramos ante una oportunidad de compra o si deberíamos mantener la cautela de cara al futuro.

Valoraciones

En general, las valoraciones son interesantes, y tanto la ratio precio/valor contable como la ratio precio/beneficio se sitúan por debajo de sus medias a largo plazo, tal y como muestra el siguiente gráfico. El mercado muestra prudencia, pero las asignaciones de los inversores siguen siendo elevadas tras los importantes flujos de entrada a fondos emergentes en 2017.

Los múltiplos de valoración descuentan unas perspectivas de beneficios prudentes. Las revisiones de los beneficios por acción han sido negativas y podrían seguir siéndolo, lo que corre el riesgo de constituir un obstáculo para la recuperación de los múltiplos.

Guerra comercial

El anuncio del retraso en el incremento de los aranceles de EE. UU. sobre bienes chinos por valor de 200.000 millones de dólares, inicialmente programados para el 1 de enero, constituye una buena noticia. No obstante, el conflicto radica tanto en asuntos como la transferencia tecnológica como en los meros volúmenes del comercio. Resulta probable que EE. UU. exija concesiones que, a ojos de China, estén destinadas a limitar sus objetivos económicos y su influencia mundial. Así, esperamos que las tensiones comerciales se reanuden en 2019.

Además del eventual incremento de los aranceles, también es posible que se apliquen nuevos aranceles sobre los 270.000 millones de dólares restantes de exportaciones chinas a EE. UU., si bien esto podría tener un efecto inflacionista más visible sobre los consumidores estadounidenses. El conflicto comercial podría generar una disrupción en la cadena de suministro de una gama de sectores más amplia y probablemente lastre la confianza empresarial y la inversión, aparte del comercio. Un nuevo recrudecimiento de las tensiones mermaría aún más la confianza y generaría incertidumbre.

A pesar de la reacción positiva inicial de los mercados, la prudencia sigue imperando en relación con el incremento del conflicto, y existe cierta asimetría de los riesgos. En nuestra opinión, no será fácil dar con una solución sencilla, pero si la tregua actual se prolonga y las relaciones no se deterioran, esto sería positivo para los mercados, especialmente si se conjuga con la continuación de los estímulos en China y la debilidad del dólar estadounidense.

China

En China, el endurecimiento normativo ha dado lugar a una tendencia negativa del crédito, y el Gobierno también se ha centrado en priorizar la calidad del crecimiento. Esto ha generado una ralentización del dinamismo económico. En el segundo semestre de 2018, hemos asistido a la adopción de nuevas políticas de estímulo monetario, presupuestario y de gasto en infraestructuras, además de un cierto nivel de tolerancia en materia normativa.

En nuestra opinión, las políticas de estímulo serán relativamente limitadas en comparación con ocasiones anteriores: el endurecimiento normativo en el sector financiero está destinado a mejorar el riesgo del sistema financiero y seguirá siendo una prioridad, y la aplicación de una política de estímulos de gran envergadura también podría lastrar la balanza por cuenta corriente, que pasó a terreno negativo en el primer semestre de 2018, y ejercer presión sobre la divisa.

Dólar estadounidense

El dólar estadounidense muestra una marcada correlación inversa con el comportamiento de los mercados emergentes de renta variable. El dólar es la divisa de financiación externa de varios países emergentes, por lo que afecta a sus condiciones financieras. Prevemos que el dólar se depreciará ligeramente en 2019. La divisa está cara y prevemos que el dinamismo económico de EE. UU. se ralentizará, en vista de que el efecto de las medidas presupuestarias se está disipando y del efecto retardado del endurecimiento monetario. Si el dólar cae y ya hemos alcanzado el nivel máximo de los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años, las divisas, economías y mercados del universo emergente seguramente experimentarán un cierto alivio. Esto constituye un importante catalizador.

Identificar oportunidades en el universo emergente

Si desglosamos la renta variable emergente, observamos oportunidades en términos de crecimiento, valoraciones y beneficios. Priorizamos Corea, que está expuesta al crecimiento global, pero cuyas valoraciones en algunos casos descuentan ya un panorama de beneficios negativo. Rusia ofrece un valor interesante en aspectos como el flujo de caja, los rendimientos y la divisa. En Brasil, el riesgo político sigue patente, pero la política económica que ha anunciado el nuevo presidente podría dar pie a una recuperación del crecimiento. Las expectativas para Polonia y Hungría también son positivas gracias a unas perspectivas de beneficios positivas y a unas valoraciones interesantes.

Las valoraciones son favorables, pero es necesario monitorizar los riesgos

En general, las valoraciones del universo emergente son favorables, y seguimos monitorizando la medida en que el riesgo de que el conflicto comercial se agrave está ya descontado, así como el potencial de un dólar débil en 2019 y la posibilidad de que la política de estímulo de China atenúe los temores sobre el crecimiento. Estos factores podrían constituir catalizadores de la rentabilidad de los mercados emergentes en 2019. No obstante, la envergadura de la posible recuperación se ve limitada por unas perspectivas de crecimiento global más moderadas, dado que EE. UU. se sitúa en la fase final del ciclo económico y en una fase muy avanzada de su ciclo de endurecimiento monetario, y esperamos que el crecimiento chino se ralentice a medio plazo.

Información Importante

Las opiniones expresadas aquí, son las de Tom Wilson, Responsable de renta variable de mercados emergentes, y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders.

El presente documento ha sido redactado con una finalidad exclusivamente informativa. Su contenido no constituye una oferta de compra o venta de ningún instrumento o título financiero, ni una sugerencia para adoptar ninguna estrategia de inversión. La información contenida en el presente no constituye un asesoramiento, una recomendación o un análisis de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas de ningún destinatario. Este material no constituye una recomendación contable, jurídica o tributaria y no debe ser tenido en cuenta a tales efectos. Se considera que la información contenida en este documento es fiable, pero Schroders no garantiza su exhaustividad o exactitud. La compañía no se responsabiliza de los errores de hecho u opiniones. No se debe tomar como referencia la información y opiniones contenidas en este documento a la hora de tomas decisiones estratégicas o decisiones personales de inversión.

La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido.

Schroders será responsable del tratamiento de tus datos personales. Para obtener información sobre cómo Schroders podría tratar tus datos personales, consulta nuestra Política de privacidad disponible en www.schroders.com/en/privacy-policy o solicítala a infospain@schroders.es en caso de que no tengas acceso a este sitio web.

Publicado por Schroder Investment Management (Europe) S.A. 5, rue Höhenhof, L-1736 Senningerberg, Luxemburgo. Número de registro Luxemburgo B 37.799.

Las previsiones incluidas no deben tomarse como referencia, no están garantizadas y solo son representativas en la fecha de publicación. Nuestras previsiones se basan en nuestras propias hipótesis, que pueden cambiar. No aceptamos ninguna responsabilidad por ningún error material u opinión ni asumimos ninguna obligación de informarle de ningún cambio en nuestras hipótesis o previsiones. Las previsiones y suposiciones pueden verse afectadas por factores económicos externos u otros factores. Las opiniones y previsiones mencionadas anteriormente no deben interpretarse como un asesoramiento o recomendación.

Los datos de terceros son propiedad o están sujetos a licencia del proveedor de datos y no podrán reproducirse o extraerse y utilizarse con ningún otro fin sin el consentimiento del referido proveedor de datos. Los datos de terceros se facilitan sin garantías de ningún tipo. El proveedor de datos y el emisor del documento no serán responsables en modo alguno en relación con los referidos datos de terceros. El Folleto y/o www.schroders.es contienen cláusulas adicionales de exoneración de responsabilidad aplicables a tales datos.