Última hora 

Mercados y economía:la última hora del coronavirus


Johanna Kyrklund, Chief Investment Officer y Head of Multi-Asset Investments

VISIÓN DE MERCADO

En estos tiempos turbulentos pensé que sería útil esbozar algunos de los factores que estamos vigilando.

Algunas valoraciones atractivas, pero beneficios bajo presión

En primer lugar, las valoraciones. Comenzamos este episodio con valoraciones muy caras en el mercado y la buena noticia es que parte del exceso ha sido retirado de los mercados. Ciertamente, a nivel de las acciones, estamos empezando a ver oportunidades.

A nivel de mercado estamos comenzando a descontar un crecimiento negativo de los beneficios, lo cual es un ajuste necesario dado el significativo shock en la demanda que estamos viendo como resultado del virus. Creemos que estamos a dos tercios del camino en términos de ajuste de la valoración.

La respuesta fiscal es crítica

En segundo lugar, estamos viendo la respuesta de los gobiernos. Los recortes de los bancos centrales son útiles para permitir que los mercados funcionen bien. Pero realmente necesitamos ver una respuesta fiscal fuerte para apoyar a los individuos y a las empresas durante esta crisis.

Observando la tasa de infección

Finalmente, estamos muy pendientes de los índices de infección del coronavirus. Si viéramos un pico en las tasas de infección en Italia, sería una buena noticia porque sugeriría que las medidas tomadas por Italia son efectivas. Además, una mayor visibilidad del brote en los EE.UU. nos ayudaría a ponerle un precio a esta crisis.

Habiendo visto algunas caídas muy significativas en el mercado, esperamos más de una acción de doble sentido en las próximas semanas. Subidas y bajadas a medida que los mercados sopesan, por un lado, las consecuencias económicas de las medidas de contención y, por otro, las respuestas de los gobiernos.

Por lo tanto, probablemente veremos un poco más de volatilidad, pero estamos empezando a ver algunas oportunidades surgir a nivel de las acciones.

Craig Botham, Economista

LA VISIÓN ECONÓMICA

Ahora que el coronavirus es una pandemia y no está contenido específicamente en China, las consecuencias económicas van a ser más severas.

Es una situación que se mueve rápidamente. Es algo que estamos vigilando constantemente. Pero a medida que empeora, la presión sobre cualquier perspectiva económica va a ser hacia abajo.

EE.UU. y Europa - ¿detrás de la curva?

Si queremos una indicación de lo mal que pueden ir las cosas, podemos mirar a China. Los datos más recientes han sido extremadamente negativos. Hemos visto caídas de dos dígitos en los indicadores de alta frecuencia y eso fue el resultado de los cierres para controlar el virus en lugar del virus en sí.

China y gran parte de Asia están más adelantados. Los EE.UU. y Europa sólo ahora están empezando a promulgar estas cuarentenas. Por lo tanto, se puede esperar un golpe similar, tal vez incluso mayor, en esas regiones a medida que el tiempo avanza.

Los bancos centrales pueden hacer más, pero la clave es la respuesta fiscal

La línea divisoria entre recesión y depresión es la respuesta política.

Los bancos centrales han actuado de forma bastante agresiva. Todavía no se han quedado sin municiones. Todavía hay un poco más que pueden hacer, pero ahora los responsables de las políticas fiscales tienen que entrar en escena.

Así como los bancos centrales son los prestamistas en última estancia, los gobiernos son los “gastadores” en última instancia.

Ahora mismo necesitan reemplazar el ingreso que está siendo perdido por la gente que está perdiendo sus trabajos, el resultado de que las empresas ya no pueden ganar nada. Si pueden hacer eso, entonces deberíamos ser capaces de evitar una catástrofe económica.