En profundidad

Trump da positivo en Covid-19, pero ¿debería preocuparles a los inversores?


La noticia ha inyectado incertidumbre adicional en la campaña electoral estadounidense y los mercados reaccionaron negativamente al anuncio, con las acciones globales cayendo bruscamente. En este contexto, nos preguntamos qué importancia tiene la noticia para los inversores. Hablamos con tres expertos para averiguarlo.

Johanna Kyrklund, directora de Inversiones del Grupo y responsable mundial de Inversiones Multiactivo de Schroders, comenta:

"Los mercados tienen tendencia a reaccionar de forma exagerada a las noticias diarias en torno a las elecciones, como se ha podido ver tras conocerse la noticia del contagio por Covid-19 del presidente Trump. Para los inversores, esta volatilidad a corto plazo puede causar nerviosismo, pero la mejor respuesta en momentos como estos, a menudo, es controlarse y no hacer nada. Las tendencias políticas, que tienen serias implicaciones de inversión, tienden a desarrollarse durante meses y años, el resto es sólo ruido. Por tanto, mientras que las elecciones en EE.UU. son claramente un evento político importante, en términos económicos y de inversión, esta noticia es un suceso secundario en comparación con la pandemia".

Piya Sachdeva, economista de Schroders:

"Faltan apenas unas semanas para las elecciones y Trump ahora necesita aislarse. Esto bien podría impactar su capacidad o - al menos - la eficacia de su campaña y también pone en duda el segundo debate presidencial. Como esto llega en un momento en que las encuestas y las casas de apuestas muestran que Biden podría perder, esto podría ayudar potencialmente al candidato demócrata. También introduce nuevos escenarios. Por ejemplo, ¿qué pasa si esto impacta significativamente en la salud a corto plazo de Trump? o ¿Trump podría usar su enfermedad como excusa para impugnar el resultado de las elecciones? Varias incertidumbres rodean estos comicios. Es una carrera bastante reñida; no sabemos exactamente cuándo obtendremos el resultado y podría ser impugnada de alguna forma".

Sean Markowicz, responsable de Estrategia, Estudios y Análisis de Schroders:

"A menos que se produzca un grave deterioro de la salud de Trump (o de Biden), es poco probable que esto tenga un impacto significativo en el resultado de las elecciones de EE.UU. Los debates presidenciales rara vez cambian las preferencias de los votantes y esta vez no debería ser diferente. La reacción negativa del mercado puede ser interpretada como una señal de que las probabilidades de que Biden gane las elecciones han aumentado. En promedio, los precios de las acciones han caído un 2,7% en los últimos tres meses antes de las elecciones cuando el partido político en el poder ha perdido, pero han subido un 6,5% si el partido en el poder ha ganado (véase el gráfico a continuación). Con la subida de las acciones estadounidenses sólo un 3,3% hasta ahora, en general parece que los inversores todavía se sienten inseguros sobre qué partido político tiene más probabilidades de ganar (aunque el fuerte descenso del viernes habrá restado valor a la cifra).

"Sin embargo, los inversores no deben asumir que una victoria de Biden sería inequívocamente mala para los mercados. Por ejemplo, según nuestros análisis, la diferencia en la rentabilidad de las acciones estadounidenses a largo plazo bajo presidentes demócratas versus republicanos era cero. Así que la afiliación a un partido no es irrelevante, pero su importancia es a menudo exagerada. Después de todo, los presidentes no ejercen dentro de un vacío y hay muchos otros factores que pueden influir en los mercados como las valoraciones, los tipos de interés, la inflación y los precios del petróleo, entre otras cosas".