印刷する compartir

En profundidad - Thought Leadership

Deuda de mercados emergentes: una asignación clave en las carteras

Debido a la extendida -aunque errónea- creencia de que la deuda de mercados emergentes es un terreno pantanoso dentro del universo de la renta fija, esta clase de activo está infrarrepresentada en muchas carteras.

18/06/2019

Duncan Lamont

Duncan Lamont

Responsable de estudios y análisis

La deuda de mercados emergentes, independientemente de si se denomina en divisa fuerte(dólares estadounidenses) o en la divisa local, tiene algunos rasgos que se parecen a los de otras asignaciones clave renta fija o que, incluso, son mejores. Nuestro análisis demuestra que una asignación estratégica a deuda de mercados emergentes debería mejorar el potencial de rentabilidad ajustada al riesgo de cualquier cartera, independientemente de su complejidad.

El peso de las economías emergentes ha aumentado hasta representar aproximadamente el 40% del PIB mundial en nuestros días, el doble de lo que suponía cuando comenzó el nuevo milenio. Además, el mercado de deuda emergente representa actualmente el 18% del mercado mundial de renta fija. A pesar de esto, muchos inversores asignan porcentajes muy inferiores de sus carteras a esta clase de activo y gran cantidad de ellos siguen descartándola.

Una de las razones que explican esta situación es que se suele pensar que la deuda de mercados emergentes supone asumir gran cantidad de riesgos de crédito difíciles de analizar, y solo es adecuada para posiciones tácticas. Sin embargo, si analizamos la oportunidad en su conjunto, veremos un panorama muy diferente. Encontramos una mezcla de bonos correlacionados con diversos riesgos macroeconómicos, los típicos factores que influyen en la renta fija y, sí, también riesgos de crédito idiosincrásicos que dependen de diversos factores del mercado.

Estos "bloques", dentro de una cartera diversificada de activos de mercados emergentes, tendrán características parecidas al resto de instrumentos de la cartera de renta fija de un inversor típico, si bien no incrementará significativamente el riesgo. En otras palabras, incorporan riesgo de tipos de interés, de crédito y de tipo de cambio, teniendo en cuenta que las distintas asignaciones de la cartera responderán de forma diferente a distintos factores.

Nuestros análisis indican que muchas carteras mejorarían con la incorporación de este tipo de deuda. Aquellos inversores que no contemplan incluirla están dejando pasar una oportunidad de mejorar la rentabilidad absoluta y ajustada al riesgo.

A continuación, puede descargar nuestro informe completo sobre este tema en PDF.

 

Información Importante: Las opiniones expresadas aquí, son las de Duncan Lamont, CFA, Responsable de investigación y análisis y Peter Ozelius, CFA, Gestor de deuda de mercados emergentes, y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos  de Schroders. El presente documento ha sido redactado con una finalidad exclusivamente informativa. Su contenido no constituye una oferta de compra o venta de ningún instrumento o título financiero, ni una sugerencia para adoptar ninguna estrategia de inversión. La información contenida en el presente no constituye un asesoramiento, una recomendación o un análisis de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas de ningún destinatario. Este material no constituye una recomendación contable, jurídica o tributaria y no debe ser tenido en cuenta a tales efectos. Se considera que la información contenida en este documento es fiable, pero Schroders no garantiza su exhaustividad o exactitud. La compañía no se responsabiliza de los errores de hecho u opiniones. No se debe tomar como referencia la información y opiniones contenidas en este documento a la hora de tomas decisiones estratégicas o decisiones personales de inversión. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Schroders será responsable del tratamiento de tus datos personales. Para obtener información sobre cómo Schroders podría tratar tus datos personales, consulta nuestra Política de privacidad disponible en www.schroders.com/en/privacy-policy o solicítala a infospain@schroders.es en caso de que no tengas acceso a este sitio web. Publicado por Schroder Investment Management (Europe) S.A., 5, rue Höhenhof, L-1736 Senningerberg, Luxembourg. Número de registro Luxemburgo B 37.799.