En profundidad

¿Qué nos están diciendo las empresas sobre los riesgos de recesión?


Las empresas estadounidenses hablaron de una inflación sin precedentes a finales de 2021 (vea el artículo Lo que el análisis del lenguaje nos dice sobre la inflación, en inglés).

La inflación se sigue mencionando con frecuencia en los debates empresariales, junto con los salarios y las cadenas de suministro. Sin embargo, las empresas prestan cada vez más atención al riesgo de recesión y el temor a una recesión nunca ha sido tan elevado.

¿Cómo podemos saberlo? En colaboración con los expertos de nuestra Data Insights Unit (DIU), hemos utilizado el procesamiento de lenguaje natural (PLN) para analizar miles de transcripciones sobre ganancias. Las transcripciones son textos escritos de lo que hablaron las empresas estadounidenses que cotizan en bolsa durante los informes de resultados.

Revisar manualmente miles de transcripciones de ganancias cada mes sería un ejercicio agotador. El PNL, sin embargo, utiliza la tecnología de las computadoras para rastrear el número de documentos que mencionan una determinada palabra o fase a lo largo del tiempo.

Empresas claramente preocupadas por la recesión

En el segundo trimestre de este año, el número de transcripciones que mencionan la palabra recesión es el que más coincidencias ha tenido desde la pandemia del COVID-19 en 2020 (gráfico 1). Las empresas de los sectores financieros e industriales han sido las más activas a la hora de comentar sobre la recesión, de forma que representan la mitad de las coincidencias registradas sobre este tema.

Aunque este análisis solo puede compararse con dos recesiones desde 2005, el aumento del número de resultados de la mención de la palabra recesión es bastante preocupante. En el pasado, cuando esta lectura ha sido alta, la economía estadounidense ha experimentado una recesión. En este caso, utilizamos las recesiones registradas oficialmente por la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, National Bureau of Economic Research).  

Al mismo tiempo, el número de transcripciones en las que se menciona la recesión junto con palabras como "preocupaciones" y "temores" se ha disparado hasta un punto máximo histórico. Las empresas no solo hablan de recesión, sino que están claramente preocupadas por esta situación.

605603_SC_Webcharts_1.png

Con el rápido aumento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) en respuesta al alto nivel de inflación, no es de extrañar que se hable más de recesión entre las empresas e incluso entre el público en general. Sabemos que el público en general está preocupado, ya que las búsquedas en Google de la palabra recesión se han disparado, y parecen incluso superar a los registros de las conversaciones sobre la recesión entre las empresas estadounidenses (gráfico 2).

Tal vez, los consumidores estadounidenses están preocupados por una inminente desaceleración de la economía, ya que están sintiendo la presión sobre los ingresos por el aumento de los precios de la energía y los alimentos.

En comparación, los beneficios de las empresas han sido sólidos en lo que va del año, ya que algunas empresas con poder de fijación de precios han podido trasladar los costos más elevados. Dicho esto, las empresas se enfrentan cada vez más al aumento de los salarios y de los precios de las materias primas. De modo que podríamos ver aún más menciones de la palabra recesión entre las empresas en la próxima temporada de informes de resultados.

605603_SC_Webcharts_2.png

El debate sobre los salarios se ha acelerado mientras las discusiones sobre la inflación siguen siendo elevadas

Es cierto que las empresas mencionan con más frecuencia la recesión, pero sigue habiendo un número récord de transcripciones que mencionan la inflación junto con palabras como "aumento" o "incremento". El gráfico 3 muestra que el índice de inflación del PNL ha seguido la tasa de inflación real de los Estados Unidos. En otras palabras, los debates entre las empresas sobre la inflación están confirmando lo que se observa en la economía en general.

605603_SC_Webcharts_3_4.png

Dado que las menciones de la inflación durante los informes de resultados siguen siendo elevadas, también hemos visto una aceleración de las menciones de los salarios este año. El gráfico 4 muestra que el número de coincidencias en documentos con la palabra "salario" ha aumentado hasta un punto máximo histórico y se ha movido a la par del aumento salarial.

Por lo tanto, desde principios de este año, la dirección de las empresas parece estar más preocupada por los efectos de segunda vuelta de la inflación. Esto no es sorprendente, ya que la inflación ha demostrado ser menos transitoria y el mercado laboral se ha mantenido tenso en los Estados Unidos.

¿Cuál es el tema más popular entre las conversaciones empresariales?

En nuestro análisis de palabras clave, "cadenas de suministro" siguió siendo la más mencionada, al igual que sucedió el trimestre pasado (gráfico 5). Esto es así a pesar de la relajación de los plazos de entrega de los proveedores, según los índice de gestores de compras (PMI, purchasing managers’ indices).

El riesgo de que se produzcan más confinamientos en China, debido a que las autoridades siguen aplicando la política de Covid cero, parece ser el motor más probable en este punto. Además, la guerra en curso en Ucrania podría provocar nuevas interrupciones.

Por tanto, no es de extrañar que las empresas sigan preocupadas por los problemas de la cadena de suministro.

605603_SC_Webcharts_5.png

La palabra inflación sigue muy cerca en el segundo lugar, seguida de la palabra recesión, que superó a salario, en comparación con el primer trimestre del año.

De cara al inicio de la última temporada de informes de resultados en los Estados Unidos, será interesante ver si las empresas pasan de hablar de la inflación a hablar de la recesión. Esto daría a entender que las empresas están cada vez más preocupadas por el crecimiento y las perspectivas de resultados.

Esto nos lleva a analizar en qué punto del ciclo económico nos encontramos, que es el periodo en el que una economía pasa de un estado de expansión a otro de contracción, o recesión, antes de volver a expandirse.

El análisis puede abarcar desde el seguimiento de lo que dicen las empresas, hasta la supervisión de una serie de variables "inflacionarias", "monetarias" y de los “mercados macro y financieros a corto plazo", tal y como se registra en el Tablero Control de Recesión de Schroders (vea el artículo Tablero de control de recesión de Schroders: ¿qué nos está diciendo?)