IN FOCUS6-8 min read

Perspectivas de crecimiento mundial: al alza en 2023 y a la baja en 2024. En este artículo explicamos los motivos

Explicamos por qué ahora esperamos un crecimiento económico mejor para este año que el que esperábamos anteriormente, pero el panorama para 2024 parece menos positivo.

12/06/2023
Hero image busy street

Authors

Schroders Economics Team

Cada trimestre, el equipo de Schroders Economics actualiza sus previsiones internas de crecimiento mundial. 

La última actualización muestra que el crecimiento mundial se ralentizará del 2,8 % en 2022 al 2,4 % en 2023. La previsión anterior era que el crecimiento se ralentizara hasta el 2 %, por lo que nos hemos mostrado más optimistas sobre las perspectivas de crecimiento en 2023. Esto se debe principalmente a que la economía estadounidense va mejor de lo previsto.

Pero de cara a 2024, ahora pensamos que el crecimiento se ralentizará aún más que la última vez. Anteriormente preveíamos una ralentización del crecimiento en 2024 hasta el 2,2 %, pero ahora lo situamos en el 1,9 %. Esto se debe en gran medida a que pensamos que la economía estadounidense entrará en recesión hacia finales de 2023.

Estados Unidos: se retrasa la recesión

Las cosas han ido mejor de lo esperado en la economía estadounidense. Un mercado laboral fuerte significa que mucha gente tiene trabajo y puede permitirse gastar, lo que a su vez impulsa el crecimiento económico. Y ha sido más fuerte de lo que habíamos previsto. Ahora pensamos que la economía estadounidense crecerá a un ritmo del 1,5 % en 2023.

Sin embargo, las tasas de interés han ido subiendo y actualmente se sitúan en el 5,25 %. El aumento de las tasas de interés encarece el endeudamiento y, como las hipotecas y otros préstamos conllevan mayores pagos de intereses, a la gente le quedará menos dinero para gastar en la economía. Esto frenará el gasto y, por tanto, el crecimiento económico. Creemos que se producirá tal descenso del gasto y del crecimiento que la economía estadounidense empezará a contraerse y entrará en una leve recesión a fines de 2023.

Pero creemos que la inflación va a bajar hasta tal punto que la Reserva Federal podrá recortar las tasas de interés en 25 puntos básicos antes de fin de año, y bajarlas al 3,50 % en 2024, lo que debería ayudar a la economía estadounidense a salir de la recesión, pero dejará estancado el crecimiento del PIB en 2024.

Europa: mayor inflación de lo previsto

A pesar de que los precios de la energía han seguido bajando, aliviando en cierta medida la presión sobre la inflación, el aumento de la inflación de los alimentos y los servicios nos hace pensar que la inflación global va a ser más alta de lo que habíamos previsto anteriormente. Ahora prevemos una media del 5,6 % en 2023 y del 2,4 % en 2024. Como consecuencia, es probable que el Banco Central Europeo (BCE) suba las tasas de interés al 4,25 %.

Aunque el aumento de las tasas de interés pesará sobre el crecimiento económico, como hemos descrito anteriormente, la economía de la eurozona está funcionando mejor de lo que esperábamos, lo que compensará el lastre del aumento de las tasas. Así, prevemos que la economía crezca un 0,6 % en 2023 y un 0,9 % en 2024. Y teniendo en cuenta nuestras previsiones de que la inflación caerá por debajo del 3 % a principios del próximo año, creemos que el BCE recortará las tasas hasta el 2,5 % a fines de 2024.

Reino Unido: se evita la recesión, pero persisten las vulnerabilidades

Ahora se prevé que la economía británica evite una recesión técnica (cuando una economía se contrae durante dos o más trimestres consecutivos), pero seguimos pensando que se estancará durante la mayor parte de este año antes de mejorar hasta una expansión del 0,9 % en 2024.

Mientras tanto, la inflación de los precios de los alimentos ha durado más de lo previsto, por lo que pensamos que la inflación del índice de precios de consumidor (IPC) se mantendrá relativamente alta, en una media del 7,6 % en 2023, antes de suavizarse hasta el 3,6 % en 2024. En respuesta, es probable que el Banco de Inglaterra aumente las tasas en otros 50 puntos básicos este año, llevándolas a un máximo del 5 %. Pero a medida que la inflación retroceda hacia el objetivo del 2 % en 2024, esperamos que el comité de política monetaria recorte las tasas al 3,25 % en el transcurso del próximo año.

Mercados emergentes: La recuperación desigual de China se desvanece

La economía china se ha comportado mejor de lo que la mayoría esperaba a principios de 2023. Creemos que seguirá registrando un buen crecimiento a fin de año.

En cambio, prevemos que la mayoría de las demás grandes economías de mercados emergentes (ME) se enfrenten a un periodo de menor crecimiento, a medida que los agresivos aumentos de las tasas de interés del año pasado pasen factura a la actividad. Así pues, pronosticamos que el crecimiento de los mercados emergentes se ralentizará del 4,4 % en 2023 al 3,9 % en 2024.

Aun así, la inflación de los mercados emergentes ha empezado a remitir y debería caer bruscamente a fin de año. Esto significa que los bancos centrales deberían empezar a recortar las tasas, potencialmente en la segunda mitad de 2023, mejorando las perspectivas de crecimiento en 2024.

Escenarios de riesgo a vigilar: crisis bancaria adicional

Durante algún tiempo, hemos considerado que la estanflación (cuando la inflación aumenta mientras el crecimiento se ralentiza) representa la mayor amenaza para la economía mundial. Pero últimamente los riesgos tanto para el crecimiento como para la inflación están más equilibrados.

Existen cinco escenarios que suponen un riesgo para nuestra hipótesis de base (hemos descrito nuestra hipótesis de base anteriormente). El escenario más probable es el de la "inflación por el lado de la oferta". En este escenario, el mercado laboral se mantiene fuerte (lo que significa que mucha gente sigue empleada), provocando que la inflación salarial se mantenga alta, presionando al alza los costos para las empresas que, a su vez, suben sus precios, y contribuyen a una mayor inflación en la economía. Este escenario "estanflacionario" requiere aumentos aún más agresivos de las tasas de interés para invertir la presión inflacionaria.

El siguiente escenario más probable es el de la "resiliencia de los consumidores". En este escenario, los hogares gastan más de sus ahorros inducidos por la pandemia, lo que impulsa la inflación y también tiene un efecto positivo sobre el crecimiento.

Luego tenemos un escenario que anticipa un "aterrizaje suave" para el crecimiento mundial. En otras palabras, el crecimiento se ralentiza, pero no de forma problemática, y los trabajadores vuelven al mercado laboral. Con una mayor oferta de trabajadores, la inflación salarial no se mantiene tan alta como en la "inflación por el lado de la oferta", pero se impulsa la productividad económica, lo que a su vez favorece un mayor crecimiento.

Existen dos escenarios que dan lugar a la deflación (es decir, a la caída de los precios). El primero es el "retorno de los vigilantes de los bonos", en el que los compradores de bonos hacen una "huelga" efectiva en varios mercados de bonos de todo el mundo y no compran ningún bono gubernamental. Esto provocaría una enorme volatilidad en los mercados financieros mundiales. Los gobiernos podrían verse obligados a despedir trabajadores, y los mercados emergentes que dependen de los flujos de capital se verían afectados negativamente. El crecimiento mundial se ralentizaría, aunque el debilitamiento de la demanda reduciría al menos la inflación.

Nuestro escenario final se denomina "profundización de la crisis bancaria". Este escenario se ha añadido en respuesta a los acontecimientos ocurridos en los bancos regionales estadounidenses en los últimos meses. Este escenario supone que más bancos regionales se enfrentan a una retirada masiva de depósitos y quiebran. Al hacerlo, el resto del sistema bancario deja de conceder préstamos y la demanda económica se ralentiza. Esto se extiende a otros países y, en nuestra opinión, llevaría a la Reserva Federal a recortar las tasas de interés para frenar la crisis.Estos riesgos para nuestra hipótesis de base podrían hacer descarrilar nuestras previsiones, por lo que las vigilaremos de cerca.

Pie chart showing scenario probabilities

Authors

Schroders Economics Team

Temáticas

Análisis macro
Visión Económica
PIB
Growth
Economía global
Inflación
Tipos de interés
Español

Schroders México

Reservados todos los derechos en todos los países