IN FOCUS6-8 min read

Q&A: cómo nos hemos involucrado con los bancos europeos con respecto al cambio climático

Los bancos son las principales fuentes de financiación de las emisiones, por eso es tan importante comprometerse con los bancos en los que invertimos.

30/01/2023
European banks hero

Authors

Justin Bisseker
Analista de Banca Europea
Carol Storey
Climate Engagement Lead
Nicholette MacDonald-Brown
Directora de Renta Variable Mixta Europea

La huella de carbono de un banco es relativamente pequeña en términos de funcionamiento de sus oficinas y sucursales. Pero como proveedores de financiación, los bancos marcan una diferencia crítica en las emisiones de sus clientes y del planeta en general. Las emisiones financiadas son, por tanto, la métrica clave que deben tener en cuenta los bancos.

Si el mundo quiere alcanzar la meta del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura a 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales, los bancos tendrán que eliminar gradualmente la financiación de actividades que causen emisiones perjudiciales.

Justin Bisseker, banks analyst del equipo de renta variable europeo, pasó más de un mes en 2022 involucrado en nueve bancos europeos sobre cuestiones climáticas. En esta sección de preguntas y respuestas, explica en qué consistió. Carol Storey, climate engagement lead, explica cómo encajan estos compromisos en el marco más amplio de compromiso con el clima de Schroders. Y la gestora de carteras Nicholette MacDonald-Brown explica cómo este compromiso le ayuda a seleccionar acciones.

¿Cuál fue el alcance de esta participación?

Justin Bisseker (JB): “Dialogué con nueve bancos europeos en los que Schroders tiene una posición importante en renta variable. Mis colegas del equipo de crédito se encargaron de dialogar con otros tres bancos europeos en los que Schroders tiene actualmente importantes participaciones en renta fija”.

“El objetivo de la participación era conocer la posición de cada banco en relación con 33 criterios diferentes. Dentro de estos, las áreas más importantes de atención fueron: emisiones financiadas; el establecimiento de objetivos creíbles y plazos para los planes de transición climática; y la divulgación tanto de las emisiones financiadas como de los planes de transición.

“Los nueve bancos en los que me involucré son signatarios de la Alianza Bancaria Cero Neto de las Naciones Unidas. Esta alianza exige a los bancos que adapten sus carteras de préstamos e inversiones a vías que conduzcan a cero emisiones netas para 2050. Para ello, los bancos deben fijar metas para 2030 centradas en la concesión de préstamos o la inversión en los sectores que emiten más gases de efecto invernadero. Quería saber qué objetivos se habían fijado ya y qué podíamos esperar en los próximos meses”.

¿Cuáles fueron algunos de los principales desafíos del compromiso?

JB: “El principal desafío fue que se trata de un área muy incipiente para los bancos. En varios casos, era la primera vez que un analista de valores como yo les hacía preguntas sobre sus emisiones financiadas o sus planes de transición climática. Para muchos bancos es una curva de aprendizaje darse cuenta de que los inversores se interesan no solo por los beneficios, sino por cómo se obtienen esos beneficios.

“Un desafío clave a la hora de medir las emisiones financiadas es que no todos los bancos utilizan la misma metodología para hacerlo. Muchos, pero no todos, utilizan la Alianza para la Contabilidad del Carbono en la Industria Financiera (PCAF, Partnership for Carbon Accounting Financials). En cuanto a las metas de reducción de emisiones, algunos bancos aún no han sido validados por un organismo independiente, como la iniciativa de objetivos basados en la ciencia. Sin esta validación, es imposible determinar si las metas fijadas por los bancos se traducirán o no en un camino hacia cero emisiones netas en 2050.

“Y probablemente el desafío más frustrante haya sido simplemente conseguir toda la información necesaria para llevar a cabo un análisis adecuado de cada banco y compararlos entre sí. Como analista de bancos, estoy acostumbrado a encontrar toda la información financiera relevante en un solo lugar, pero para la mayoría de los bancos no existe actualmente una ‘única fuente de verdad’ para sus riesgos climáticos y planes de transición. Entonces, por ejemplo, a veces no estaba claro si un banco no tenía una política o simplemente aún no la había divulgado”.

¿Qué conclusiones pueden alcanzarse a partir de los compromisos?

JB: “Los compromisos de este tipo no son un proceso aislado. Parte del propósito es hacer un seguimiento con cada banco de las medidas que nos gustaría que tomaran y, luego, comprobar periódicamente el progreso realizado.

“Lo que está muy claro es que los objetivos se mueven rápidamente. Las metas o divulgaciones que parecen razonables un año pueden quedar desactualizadas pronto, a medida que la transición energética se torna cada vez más urgente. Pero ahora sabemos lo que es ‘bueno’ y estamos haciendo un seguimiento para asegurarnos de que los bancos con en los que nos involucramos cumplen esta norma.

“A pesar de los desafíos que mencioné, los bancos europeos están realmente a la vanguardia y eso es muy alentador. Algunos bancos británicos, en particular, están a la cabeza. Lo que también es alentador es que los bancos hayan querido comprometerse con nosotros en este tema. Muchos están muy interesados en nuestra opinión acerca de su posición frente a sus pares”.

¿Cómo encajan estos compromisos en la actividad más amplia de participación activa de Schroders?

Carol Storey (CS): “A principios de 2022, publicamos Engagement Blueprint que establecía nuestra visión de la participación activa. El clima es uno de nuestros seis temas prioritarios de compromiso y, dentro de él, el financiamiento climático es uno de nuestros principales temas de compromiso.

“El propósito de comprometerse con este tema es averiguar cómo una institución financiera alineará sus préstamos o inversiones con tecnologías que crecerán rápidamente en una transición hacia cero emisiones netas y que requerirán un mayor apoyo financiero. Y, al mismo tiempo, queremos saber cómo se alejará de las actividades con altas emisiones, que sufrirán los peores vientos en contra en el futuro.

“La participación de Justin en los bancos paneuropeos fue muy detallado. Haré preguntas similares a los bancos estadounidenses en una próxima ronda de participación.

“Esta participación nos ayudó a identificar a los bancos líderes en cuestiones climáticas. Pero también hemos detectado obstáculos en la recopilación de datos, falta de recursos internos disponibles para apoyar esta cuestión y preocupaciones por la falta de una metodología establecida de medición de carteras y fijación de objetivos. En estos casos, nuestro compromiso nos ayudó a orientar a los bancos hacia las buenas prácticas que hemos visto en otros lugares.

“Este tipo de compromiso consiste en trabajar con los bancos para compartir conocimientos, de modo que puedan tomar decisiones mejor informadas”.

¿Y cómo ayuda esto en la selección de acciones en las carteras?

Nicholette MacDonald-Brown: “Como gestora de carteras especializada en renta variable europea sustentable, busco invertir de una forma que brinde una atractiva rentabilidad para los clientes y que, además, tenga un impacto positivo en la sociedad y en el comportamiento corporativo.

“Las políticas y decisiones de los bancos en torno a las emisiones financiadas importan porque afectan el valor de las inversiones, así como el bienestar del planeta. Los bancos que están muy expuestos a la industria de los combustibles fósiles se enfrentan a importantes riesgos financieros, normativos y de reputación como consecuencia de la transición a una economía baja en carbono.

“El tipo de diálogo que llevó adelante Justin me ayuda a ver qué bancos se enfrentan a los mayores riesgos a la baja, porque tendrán que renunciar a muchas de sus actuales actividades de financiación. Al mismo tiempo, también ayuda a descubrir dónde podría crecer cada banco.

“Además, se trata de trabajar con los bancos para compartir conocimientos, de modo que puedan tomar decisiones mejor informadas. A su vez, esas decisiones informadas ayudan a reforzar las inversiones de nuestros clientes y contribuyen a construir modelos de negocio más sustentables y un mundo más sustentable”.

606986_january-contentactivation-graphic-esar

Authors

Justin Bisseker
Analista de Banca Europea
Carol Storey
Climate Engagement Lead
Nicholette MacDonald-Brown
Directora de Renta Variable Mixta Europea

Temáticas

Global
Propiedad activa
Europa ex Reino Unido
Reino Unido
Informes de mercado
Sostenibilidad
Renta variable
Alfa en renta variable
Net Zero

Schroders México

Reservados todos los derechos en todos los países