IN FOCUS6-8 min read

Q&A: ¿Continuará el aumento del precio del oro?

James Luke explica el efecto que las sanciones rusas y las subidas de tasas de la Fed están teniendo sobre el oro, y lo que puede suceder con este metal precioso.

13/04/2022
Gold-bar-on-gold

Authors

James Luke
Fund Manager, Metals

El precio del oro ha tenido una tendencia al alza desde mediados de enero, acelerándose bruscamente tras la impactante invasión rusa a Ucrania a fines de febrero, cuando los inversores acudieron en masa a los activos refugio percibidos como seguros.

Hablamos con James Luke, Gestor de fondos de materias primas, para obtener más información acerca de lo que está sucediendo con el oro y lo que se avecina.

¿Qué efecto tienen las sanciones sobre la oferta y la demanda del oro?

“No creo que las sanciones a personas o empresas rusas específicas tengan un cierto impacto en la demanda de oro. Se podría argumentar que una parte de la riqueza de los oligarcas podría convertirse en oro, o que los productores de oro rusos, que son una parte bastante importante de la producción mundial, podrían tener dificultades para vender oro en los mercados occidentales. Pero creo que esos impactos son bastante secundarios en un contexto mundial”.

“Lo que podría ser más significativo a mediano plazo son los efectos colaterales de la sanción sin precedentes de las reservas de divisas del banco central ruso. Estos son el fondo ‘para tiempos de necesidad’ de una economía, su manta de seguridad económica y si Rusia ya no puede confiar en estas reservas, a la larga, otros bancos centrales también podrían reconsiderar qué significa una asignación de activos de reserva ‘segura’”.  

“En términos generales, muchos bancos centrales de mercados emergentes tienen menos del 5 % de sus reservas totales de divisas en oro; en su mayoría, tienen dólares estadounidenses y otras monedas importantes. La gran pregunta es si una parte de esas reservas podría llegar al mercado del oro a medida que los bancos centrales busquen diversificarse. Si países como China, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Brasil, entre otros, comenzaran a mover su asignación hacia el 20 % del mercado que ya tienen los grandes tenedores como Rusia, el impacto en el mercado del oro sería muy significativo. El oro es un mercado pequeño en función de los precios actuales”.

“No obstante, en general, la verdadera historia del oro ha sido que ya estábamos viendo un cambio significativo en la demanda de este metal por parte de la inversión privada, especialmente de América del Norte y Europa, antes de la invasión. Esperamos que eso continúe. Por lo tanto, ahora tenemos una probabilidad mucho mayor de que se materialice un escenario en el que se presenta una fuerte demanda de oro tanto privada como pública (banco central)”.

¿Qué parte de esta creciente demanda privada tiene que ver con los inversores que recurren a activos seguros como resultado de la guerra en Ucrania? ¿Y cuánto tiene que ver con las posibles consecuencias del ciclo de subida de tasas de la Fed?

“Se ha presentado un aumento muy grande en las tenencias totales conocidas de fondos de oro cotizados en bolsa (ETF, exchange-traded funds) respaldados físicamente desde fines de enero, que se aceleró después de la invasión de Ucrania”.

“Entonces, vale decir que la invasión en sí misma probablemente desencadenó algunos de estos flujos, pero creo que también vale decir que muchos de esos flujos ya estaban en progreso. En general, cuando se producen este tipo de impactos geopolíticos, los precios del oro tienden a ‘explotar’, pero esto no suele perdurar en el tiempo”.

“Creo que es más probable que los cambios más importantes en el mercado del oro del sector privado estén casi todos relacionados con grandes incertidumbres en torno al ciclo de aumentos de la Fed, a raíz de los riesgos de consecuencias involuntarias para el crecimiento económico o los mercados financieros. En respuesta a la pandemia del COVID, las autoridades emprendieron un estímulo monetario y fiscal sin precedentes. Pero no nos olvidemos que desde 2008, cada vez que la Fed ha intentado retirar los estímulos monetarios, el mercado la ha obligado a cambiar de rumbo. Tenemos la duda de que sea diferente esta vez. Es una analogía cruda, pero la economía parece ser un paciente al que se le han dado enormes cantidades de medicamentos para superar un período de crisis. Si se eliminan repentinamente estos medicamentos, es posible que los síntomas de abstinencia sean bastante graves”.

Se ha sugerido que la Fed podría aumentar las tasas hasta ocho veces y solo en 2022. ¿Usted cree que puede hacer eso?

“Si la inflación se mantiene fuerte, según parece, y el empleo sigue siendo sólido en los Estados Unidos, entonces la decisión de la Fed será bastante fácil: luchar contra la inflación. Entonces, probablemente veremos aumentos de tasas a corto plazo, que es lo que el mercado ya está sopesando, como podría decirse. En el punto en el que aún somos escépticos es que la Fed pueda hacer esto sin crear bucles de retroalimentación negativa significativos en partes de la economía que son sensibles a las tasas de interés, como el mercado de bienes raíces”.

“También nos preocupan los informes acerca de las malas condiciones de liquidez en los mercados del Tesoro que surgen antes de que la Fed haya comenzado siquiera a vender sus propias tenencias del Tesoro (que se acumularon a través de programas de expansión cuantitativa). Se supone que estos son los mercados más profundos y líquidos del mundo”.

“La pregunta es si la Fed puede tomar distancia de los bonos del Tesoro sin desencadenar condiciones de mercado desordenadas. Creemos que la probabilidad de que esto suceda es mucho mayor de lo que cree el mercado. Esta es una visión muy contraria al consenso y un tanto desactualizada”.

¿Los bancos centrales aún tienen las herramientas adecuadas para combatir la inflación?

“Ciertamente no tienen las herramientas para controlar un shock en el suministro de materias primas o para controlar el desbloqueo de las cadenas de suministro globales. Por lo tanto, las fuerzas ‘estanflacionarias’ son claramente difíciles de manejar. La estanflación es una condición económica en la que el crecimiento es bajo mientras que la inflación es alta”.

“Sin embargo, definitivamente tienen las herramientas para reducir la demanda total en la economía. Si la Fed subiera las tasas a, por ejemplo, un 5 %, la inflación podría reducirse muy rápidamente porque todo lo que se compra a crédito (que es una gran parte de la economía de consumo) repentinamente sería mucho menos asequible y la demanda caería. La pregunta es si podrían hacer eso sin desencadenar una deflación muy significativa de los precios de los activos, sin llevar a la economía a una recesión muy severa. Estamos prácticamente seguros de que la respuesta es no”. 

“Entonces no es que no tengan las herramientas para controlar la inflación. Es más una cuestión de si los bancos centrales son lo suficientemente valientes como para actuar y si pueden controlar las consecuencias involuntarias de un ajuste repentino en la política monetaria”.

Entonces, ¿qué pasa con la renta variable del oro? ¿Cómo ha sido su rendimiento en este contexto?

“Ha dado buenos resultados. El mejor ejemplo de su fortaleza relativa ha sido durante la reciente corrección en el precio del oro. Inicialmente, los precios del oro subieron por encima de los 2.000 dólares la onza a principios de este mes, pero luego se corrigieron alrededor de un 8 %. Por lo general, si el precio del oro se corrige mucho, se esperaría que la renta variable del oro se corrija entre un 10 % y un 15 %. Esta vez, la renta variable del oro en realidad superó el precio del oro a pesar de que los precios de este metal disminuyeron, lo cual es muy interesante.

“Creo que esto habla tanto de cuán castigada ha sido la renta variable del oro en los últimos 18 meses, como del hecho de que ya estábamos viendo señales de interés que regresan sigilosamente al espacio de la renta variable del oro”.

Algunos mineros rusos han sido eliminados del FTSE 100. ¿Esto ha tenido algún impacto sobre la confianza con respecto a los mineros?

“Ciertamente no es algo que se pueda reflejar en el rendimiento del precio de las acciones. En lo que va del año, el índice general de acciones mineras de oro probablemente haya subido alrededor de un 13 % y, en ese período, los productores rusos han bajado más del 90 % en algunos casos”.

“Creo que esta reducción probablemente haya aumentado la demanda de mineros de oro con operaciones en otros mercados emergentes. Por ejemplo, creo que ha beneficiado a los productores de Sudáfrica y América del Sur”.

“Pero, ciertamente, en términos de apetito total, no ha habido un impacto notable”

¿Puede anticipar algún impacto negativo para el oro en el futuro?

“El impacto negativo más evidente para el oro sería una política monetaria a corto plazo mucho más estricta de lo esperado, un verdadero momento ‘Paul Volcker’. Volcker fue presidente de la Fed en la década de 1970 cuando, con un movimiento drástico, intentó contener la inflación aumentando las tasas de interés un 20 %.

“Otro impacto negativo tendría lugar si la economía de Rusia colapsara por completo y necesitara (y pudiera) monetizar las reservas de oro”.

“Ambos escenarios, a mi entender, son poco probables por ahora”.

Esta información fue extraída de una entrevista con James Luke en Investor Download. Puede escuchar la nota completa haciendo clic en el botón de reproducir en la parte superior de la página o suscribiéndose a Investor Download en cualquier plataforma que utilice para escuchar podcasts. Nuevos episodios se publican todos los jueves a las 1800 CET.

Authors

James Luke
Fund Manager, Metals

Temáticas

En profundidad
Materias primas
Renta variable
Informes de mercado

Schroders México

Reservados todos los derechos en todos los países