IN FOCUS6-8 min read

Q&A: ¿Nos estamos dirigiendo hacia un superciclo de las materias primas?

A medida que los precios de las materias primas suben y continúan las perturbaciones en la oferta y la demanda, hablamos con el gestor de fondos James Luke para saber qué está impulsando el ciclo de las materias primas.

21/06/2022
Commodity-supercycle-truck

Authors

Valentina Romeo
Redactora de inversión

Las materias primas han logrado fuertes subidas de precios recientemente, lo que ha llevado a especular con la posibilidad de que nos encontremos en las primeras fases del llamado superciclo, un periodo sostenido de crecimiento de la demanda por encima de la oferta. Los precios de las materias primas han subido a nivel mundial en los últimos meses, en parte debido a cuestiones geopolíticas como la invasión rusa de Ucrania. El desajuste entre la demanda y la oferta también ha afectado a los precios.

No obstante, a pesar de la sólida demanda de materias primas, los productores se han mostrado reacios a aumentar la oferta, lo que ha añadido más presión a los precios. Hablamos con James Luke, especialista en materias primas de Schroders, para saber qué hay detrás de los cambios en la oferta y la demanda en el mercado de materias primas, en particular acerca de los efectos de la debilidad de la demanda de China y qué impacto podría tener una recesión global en el mercado.

Para escuchar una versión más completa de las opiniones de James, haga clic en el enlace de descarga del podcast para inversores que se encuentra en la parte superior de la página. Puedes suscribirte a Investor Download en cualquier plataforma que utilice para escuchar podcasts.

¿Dónde nos encontramos en el ciclo de las materias primas?

James Luke dijo lo siguiente: “Estructuralmente, todavía estamos en las primeras etapas de un ciclo de varios años. Cuando hablamos de los ciclos de las materias primas, debemos hablar de los impactos del ciclo largo y del ciclo corto. En las últimas semanas, hemos visto algunas inestabilidades importantes en varias partes del complejo de las materias primas. Los precios del petróleo han bajado, los precios de los metales se han vendido a sus precios máximos y existen algunas preocupaciones cíclicas claras en torno a eso".

"En particular, hemos tenido a China luchando por los continuos confinamientos por el COVID-19 en varias ciudades. Al mismo tiempo, hemos visto los primeros indicios de que los índices manufactureros de los mercados desarrollados podrían alcanzar su punto máximo. Y a eso hay que sumar la gran preocupación por lo que va a suponer el ajuste de la liquidez para todos los mercados en general.

"Como analistas de materias primas, nos centramos en los fundamentos. En primer lugar, si observamos los saldos para 2022 y hasta 2023, seguimos viendo unos mercados muy limitados. Vemos inventarios cercanos al récord en la agricultura, inventarios muy bajos en los mercados del petróleo y sus productos derivados, que siguen siendo deficitarios, incluso suponiendo que se produzca una desaceleración de la demanda a partir de este momento. En última instancia, creemos que los problemas que estamos viendo en China desde la perspectiva del COVID-19 son transitorios.

"Luego, si hablamos de los verdaderos impulsores estructurales subyacentes, no estamos viendo una gran respuesta de la oferta al aumento de los precios, y eso es, en última instancia, lo que da longevidad a este ciclo. Una de las razones fundamentales para ello es la medida en que la inversión en materias primas se ha convertido en persona non grata debido a sus características negativas en materia de ESG".

¿Por qué las empresas tienen tanto miedo a aumentar la oferta en un entorno en el que los precios han subido tanto?

James Luke dijo lo siguiente: "En pocas palabras, el entorno de la rentabilidad es muy incierto. Las inversiones en materias primas, sobre todo en el ámbito de la energía y los metales, son de ciclo muy largo, porque se invierte esencialmente durante 15 o 20 años. La mayoría de los observadores y funcionarios gubernamentales dicen que la demanda de petróleo se va a desplomar en cinco años, a medida que el mundo haga la transición a la energía limpia. Entonces, ¿desea hacer inversiones multimillonarias en algo que bien podría ser un activo varado a menos de la mitad de su vida útil?

"Se necesitan enormes cantidades de metales básicos para permitir la transición energética y, aun así, la producción de ese metal es, en general, intensiva en carbono y la capacidad de añadir un suministro ‘limpio’ es limitada. Esta es una paradoja sin resolver y es una cuestión importante de la razón por la que la inversión de capital sigue siendo baja a pesar del aumento de los precios."

Chart1

¿Cómo afectan a la oferta las sanciones contra Rusia?

James Luke dijo lo siguiente: "Nuestra opinión es que aún no se ha notado el impacto de las sanciones en el suministro ruso al mercado mundial. Creemos que el embargo que han puesto en marcha los europeos se iniciará por completo a finales de este año, con algunas concesiones a los consumidores como Hungría. Eso va a reducir significativamente el suministro mundial de petróleo. En nuestra opinión, no hay forma de desviar ni siquiera la mitad de ese suministro hacia el Lejano Oriente".

¿Cómo ha afectado la reducción de la demanda de China a los mercados de materias primas?

James Luke afirmó que "la demanda china es, en efecto, extremadamente débil, pero yo diría que ya hemos absorbido una importante reducción del mercado inmobiliario en China. Estamos absorbiendo un impacto significativo en la demanda de petróleo y, sin embargo, los inventarios de petróleo a nivel mundial siguen siendo bajos. Los inventarios de metales a nivel mundial siguen siendo bajos, sobre todo en Shanghái, lo que resulta muy llamativo.

"Todo se reduce a analizar si la tensión a raíz del COVID-19 es una característica permanente del mercado chino, o si es algo que está creando un viento en contra a corto plazo para la demanda. En última instancia, el gobierno chino transitará su camino a la fuerza, y el resultado final, en última instancia, será un mayor estímulo para la economía.

"El papel de China en los mercados de materias primas hoy en día es muy diferente al que tenía cuando era el incipiente tipo de consumidor del superciclo de 2002 hasta 2005. Fue entonces cuando China pasó repentinamente de ser un exportador neto de casi todas las materias primas en la década de 1990 a ser un importador masivo de metales a la vez que comenzó a aumentar lentamente sus importaciones de petróleo. Está claro que el ciclo de construcción es mucho, mucho más tardío. Cualquiera que espere que las importaciones chinas de metal se disparen como en el pasado, está claro que se va a equivocar brutalmente.

"Aunque China no va a atravesar otro punto de inflexión como el que vimos en la década del 2000 para los mercados de metales, sí podría estar atravesando un punto de inflexión de magnitud similar en los mercados agrícolas. Las razones son claras: tenemos unas tendencias de producción interna muy difíciles y un aumento del consumo per cápita. Creemos que el gobierno está claramente centrado en el almacenamiento de productos agrícolas y otros más amplios porque está bastante preocupado por el entorno exterior".

Chart2

¿Cómo factores como la desglobalización y la descarbonización favorecen un superciclo de materias primas?

James Luke dijo lo siguiente: "La desglobalización crearía líneas y cadenas de suministro mucho más estresadas entre las materias primas, lo que significa que va a ser más difícil para algunas empresas poner en marcha nuevos proyectos en diferentes partes del mundo. De hecho, una de las consecuencias de la crisis ruso-ucraniana es que es una llamada de atención a los gobiernos que se han vuelto excesivamente dependientes de regiones específicas.

"La descarbonización alimenta directamente el concepto de 'inflación verde', el fuerte aumento del precio de los materiales utilizados en la creación de tecnologías renovables. Desde el punto de vista de ESG, la descarbonización en el sector de las materias primas también presenta algunos desafíos, a no ser que se disponga de una fuente de energía más ecológica o del acceso a recursos hidroeléctricos para la fundición de aluminio, para conseguir financiación bancaria para este tipo de proyectos.

"En general, la descarbonización presenta un dilema. A medida que se dispara la demanda de los metales necesarios para los vehículos eléctricos o las turbinas eólicas, la producción de estos materiales se hace más difícil debido al aumento de los costos de los permisos de emisión de carbono".

Si la Reserva Federal de los Estados Unidos provoca una recesión, ¿cómo afectaría esto al caso de un superciclo de materias primas?

James Luke dijo lo siguiente: "Si se consigue diseñar una recesión mundial, está claro que eso tiene que repercutir en los cálculos de la demanda. Se vería una mayor destrucción, en última instancia, de la demanda de productos petrolíferos. La demanda agregada de metales sería inferior a la prevista anteriormente.

"Pero hay que poner en marcha descensos muy importantes de la demanda de petróleo este año para que el mercado tenga un superávit. En un entorno de recesión global, probablemente se verían saldos más flexibles, puntos finales más altos para los inventarios, pero ¿se descarta la tesis general? Absolutamente no".

Authors

Valentina Romeo
Redactora de inversión

Temáticas

En profundidad
Materias primas
Renta variable
James Luke
Alfa en renta variable
Article
Coronavirus
Inflación
Global

Schroders México

Reservados todos los derechos en todos los países