IN FOCUS6-8 min read

Tres razones detrás del comienzo sólido del Brasil en 2022

Los mercados financieros brasileños se recuperaron en 2022 y tuvieron mejores resultados que la mayoría de los otros mercados, pero ¿por qué?

07/03/2022
heroimage

Authors

David Rees
Economista Senior Mercados Emergentes

Los mercados financieros en Brasil han tenido mejores resultados que la mayoría de los mercados emergentes globales y que otros mercados desde el comienzo del año. En particular, el índice Bovespa de renta variable ha subido alrededor un 10 % en términos de moneda local, mientras que la moneda, el real brasileño, ha generado una rentabilidad total de casi un 12 % frente al dólar estadounidense.

Nunca es fácil precisar los impulsores exactos de los mercados, pero parece haber al menos tres razones fundamentales por las que los activos brasileños han encontrado el favor de los inversores.

¿Qué subyace detrás del sólido rendimiento en Brasil a la fecha?

1) Valoraciones.

Tal vez lo más evidente es que, después de un rendimiento inferior durante gran parte del año pasado, las valoraciones se han vuelto más atractivas.

2) COVID-19.

Han circulado menos titulares negativos con respecto al COVID-19 y las perspectivas políticas. Como suele suceder, los nuevos casos de COVID-19 han aumentado considerablemente en los últimos meses, alcanzando un pico de casi 200.000 infecciones nuevas en un promedio de 7 días a fines de enero.

Este pico es casi tres veces mayor que el alcanzado en junio del año pasado. Sin embargo, el lanzamiento exitoso de las vacunas hasta ahora ha significado que las tasas de infección más altas no se hayan traducido en casos de salud más graves, lo que genera la esperanza de que Brasil haya encontrado una manera de convivir con la enfermedad.

3) Inflación.

El banco central finalmente se puso al día con la inflación galopante, lo que ayudó a disipar los temores de que los responsables de las políticas estén detrás de la curva. A fines del mes pasado, el comité de política monetaria del banco central del Brasil, conocido como COPOM, elevó la  tasa de interés básica (Selic) en 150 pb al 10,75 %; llevándola por encima de la tasa anual de inflación por primera vez en más de un año. La medida se suma a los aumentos totales de la política a 875 pb desde que el banco central del Brasil comenzó a ajustar las tasas en marzo del año pasado.

¿Brasil se encuentra fuera de peligro con respecto a la inflación?

Los inversionistas recibieron el recordatorio la semana pasada de que la batalla contra la inflación en Brasil aún no ha terminado. La tasa general aumentó hasta el 10,4 % interanual (a/a) en enero, desde el 10,1 % a/a de diciembre, en gran parte debido a un pequeño crecimiento de la inflación de los alimentos y a un aumento mayor en la tasa subyacente, sin incluir la energía y los alimentos.

Eso planteó la pregunta acerca de si el pico aparente de la inflación, del 10,7 % a/a en octubre, fue un paso en falso. De hecho, ha impulsado una reevaluación de las perspectivas de las tasas de interés a corto plazo después de que las minutas de la reunión del COPOM de enero fueran más restrictivas de lo esperado.

Esperamos que la inflación tienda a la baja durante el transcurso de este año. Los principales indicadores económicos siguen siendo consistentes con una caída más en la inflación de los alimentos en los próximos meses. Dicho esto, no se puede ignorar el riesgo de aumento de los precios de las materias primas a nivel mundial y la interrupción causada por las sequías locales.

Usamos precios de futuros para predecir el índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), una medida mensual de los precios reales de los alimentos, y los hemos convertido a reales brasileños en el siguiente gráfico. Estas cifras apuntan a una desaceleración en los precios anuales de los alimentos este año.

604127_Chart1

Y la falta de fuertes presiones de la demanda debería garantizar, en última instancia, que la inflación subyacente retroceda.

Al igual que en el resto del mundo, la inflación subyacente ha superado las expectativas en los últimos meses. Esto se debe a que los cuellos de botella en las cadenas de suministro globales, junto con las fricciones que surgen por la reapertura de la economía nacional, han alimentado las presiones sobre los precios.

Es posible que esto funcione por un tiempo más. Sin embargo, la economía no parece haberse recuperado lo suficiente de la recesión de mediados del año pasado. Esto da cuenta de que las condiciones de la demanda no son sólidas. Mientras tanto, las tasas de interés más altas generalmente se traducen en una actividad económica más débil con un retraso de aproximadamente dos trimestres. Esto se puede ver en el siguiente gráfico. Todo esto sugiere que la inflación subyacente retrocederá en los próximos meses.

604127_Chart2

¿Qué significa esto para los inversores?

Un pico decisivo en la inflación, junto con una perspectiva de crecimiento decepcionante, debería respaldar ganancias adicionales en el mercado local de bonos a medida que los inversores reevalúan las perspectivas de la política monetaria. Y probablemente las políticas para reactivar la economía del Brasil ocupen un lugar central durante la campaña antes de las elecciones generales que tendrán lugar en octubre.

Después de todo, a pesar de la gran conmoción política de los últimos años, la economía del Brasil es solo un poco más grande de lo que fue al final del segundo mandato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en 2011.

Authors

David Rees
Economista Senior Mercados Emergentes

Temáticas

En profundidad
Renta variable
Renta fija
Monedas
Materias primas
David Rees
Mercados Emergentes

Schroders México

Reservados todos los derechos en todos los países