印刷する
compartir

Estudio Global de Inversión

La relación entre inversores poco implicados y la generosidad de las pensiones públicas

¿La promesa de recibir una generosa pensión del Estado merma la disposición a ahorrar personalmente para la jubilación? ¿Podría incluso reducir la sed de conocimientos sobre inversión?

19/09/2016

El debate sobre la manera de garantizar una jubilación cómoda para los ciudadanos sigue siendo una prioridad en la agenda política de la mayoría de los países.

Las conclusiones del estudio Estudio Global de Inversión de Schroders, que analizó las opiniones de 20.000 inversores de 28 países, permiten comprender mejor el equilibrio entre facilitar una red de seguridad para los pensionistas y fomentar el ahorro personal.

En el estudio se preguntaba a los inversores —con una inversión mínima equivalente a 10.000 euros— qué porcentaje de sus rentas de jubilación corresponderán (o corresponden, en el caso de los jubilados) a una pensión pública. También se preguntó a los inversores si estaban encuestados en ampliar sus conocimientos de inversión.

Bajas expectativas, mayor implicación

Si bien no tiene por qué existir una relación causal entre ambos, los dos conjuntos de datos mostraron correlaciones. A escala global, los inversores asiáticos y sudamericanos se mostraron más dispuestos a ampliar sus conocimientos sobre inversiones. También fueron los que expresaron menores expectativas de que el Estado garantizara su jubilación.

Los europeos demostraron tener más esperanza en obtener una pensión pública aceptable: el inversor medio esperaba que ésta representase el 27% del total de las rentas de su jubilación, en comparación con sólo el 14% en Asia y el 12% en América.

El afán de aprender fue considerable en todo el mundo, si bien alcanzó su menor cota en Europa, donde el 85% de los inversores expresó su deseo de ampliar sus conocimientos sobre inversión, en comparación con el 90% de América y el 94% de Asia.

Los asiáticos tienen más sed de conocimientos

También pueden extraerse conclusiones por países. En Hong Kong, las expectativas sobre el respaldo que se obtendría de la pensión pública fueron las menores del conjunto (junto con Sudáfrica), al apuntar que representaría tan sólo el 5% de las rentas de la jubilación. Los encuestados de Hong Kong también se encontraban en la mitad superior del ranking en cuanto a afán de aprender, con un 94%.

La mayor predisposición a ampliar conocimientos corrió por cuenta de Indonesia —con una tasa de respuesta del 99%— y, como en el caso de Hong Kong, las expectativas acerca de las pensiones públicas fueron bajas, ya que se esperaba que éstas sólo representaran el 7% del total de rentas percibidas durante la jubilación.

En el otro extremo de la muestra, los inversores belgas esperaban que el Gobierno proporcionara el 31% de sus rentas de jubilación, mientras que sólo el 78% quería ampliar sus conocimientos sobre inversiones.

España fue el país donde la expectativa de dependencia de las pensiones públicas fue mayor: se espera que el Gobierno aporte el 39% de las rentas necesarias, aunque en este caso, el interés por adquirir conocimientos sobre inversión fue amplio (el 92% quiere saber más).

Expectativas de los inversores sobre las pensiones públicas y su deseo de entender mejor sus inversiones

El grado de expectativas sobre las pensiones públicas se corresponde en cierta medida con lo generosas que son las pensiones hoy en día en los diferentes países.

Por ejemplo, el sistema público de pensiones español es uno de los más generosos en cuanto a porcentaje de ingresos medios, según los análisis publicados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en diciembre de 2015.

Como muestra el gráfico de abajo, otros países donde las expectativas son altas, tales como Portugal, Bélgica y los Países Bajos, ofrecen pensiones generosas en la actualidad.

Por el contrario, las pensiones en el Reino Unido y Chile son hoy en día menos generosas que en otros países, tal y como sugieren los datos de la OCDE, y las expectativas de dependencia de las pensiones públicas en el futuro son igualmente bajas, según las conclusiones del Estudio Global de Inversión de Schroders.

Valor de las pensiones básicas y mínimas

Porcentaje de ingresos medios de toda la economía

Sin embargo, las pensiones públicas se enfrentan a retos en los países con gobiernos endeudados y un rápido envejecimiento de la población. El informe de la OCDE concluyó que los gobiernos reducirían el coste de las pensiones a través de «recortes en las prestaciones que obtendrán los jubilados en el futuro». Asimismo, anticipó una ralentización de las subidas del importe de las pensiones públicas y el aumento de la edad de jubilación. Precisó que la edad normal de jubilación aumentaría entre aquellos actualmente en la veintena en más de la mitad de los países que forman la OCDE.

En España, con las mayores expectativas de respaldo estatal, se están produciendo importantes cambios. Por ejemplo, la OCDE señala que a partir de 2019, la pensión inicial que se abonará a los recién jubilados se ajustará cada cinco años en función del aumento de la esperanza de vida.

En relación a las rentas que prevé obtener durante la jubilación, ¿qué porcentaje del total provendrá (o proviene) de las siguientes fuentes de ingresos?

 

Para obtener más información sobre el Estudio Global de Inversión de Schroders y acceder a la infografía con las principales conclusiones del mismo, visite la web www.schroders.es/gis o descargue el informe completo a continuación.

Puede poner a prueba sus conocimientos sobre inversiones con nuestra herramienta income IQ, que le ayudará a conocer sus sesgos conductuales y le brindará consejos útiles para mejorar sus decisiones de inversión.

Schroders encargó a Research Plus Ltd la elaboración —entre el 30 de marzo y el 25 de abril de 2016— de un estudio online independiente en el que participaron 20.000 inversores de 28 países a escala global, como Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, la India, Italia, Japón, los Países Bajos, España, el Reino Unido y Estados Unidos, entre otros. Este estudio entiende por «inversores» aquellas personas que invertirán un mínimo de 10.000 euros (o su contravalor en otras divisas) en los próximos 12 meses y que hayan modificado sus inversiones en los últimos cinco años. Estas personas representan las opiniones y perspectivas de los inversores en cada país incluido en el estudio.

Información Importante
Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí¬ contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud.
La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido.
Publicado por Schroder Investment Management Limited, 31, Gresham Street, London, EC2V 7QA. Autorizado y regulado por la Financial Conduct Authority.

Tenga en cuenta que los porcentajes no suman 100% debido al redondeo de decimales o a que la pregunta se realizó bajo la modalidad de respuesta múltiple.