IN FOCUS6-8 MIN

ELTIF 2.0: ¿Qué implica para los inversores?

El ELTIF 2.0 está llamado a ofrecer un acceso más fácil y flexible a los activos privados a medida que crezca la demanda. Analizamos los principales cambios introducidos desde la entrada en vigor de la primera normativa sobre fondos ELTIF y los retos pendientes.

07/11/2023
brussels eu

Authors

Jen Appleton
Product Manager, Private Assets

Con temas tan importantes como la descarbonización, los cambios demográficos y la desglobalización reconfigurando el panorama de la inversión a un ritmo vertiginoso los inversores buscan cada vez más oportunidades en los mercados privados para alcanzar sus objetivos financieros.

En un pasado no muy lejano, las oportunidades en los mercados privados no estaban al alcance de los inversores particulares y eran un coto exclusivo de las grandes instituciones y los clientes con patrimonios muy elevados. Esto también ha ido cambiando. Los gestores de inversiones y los reguladores han estado trabajando para facilitar el acceso y resolver algunos de los retos históricos a los que se enfrentaban los clientes particulares que querían invertir en estas oportunidades.

En Europa, el cambio normativo más significativo en este ámbito comenzó en 2015, con la introducción del Fondo Europeo de Inversiones a Largo Plazo (ELTIF por sus siglas en inglés). Esta nueva estructura tenía como objetivo proporcionar una forma coherente de realizar inversiones a largo plazo en activos privados en todos los Estados miembros de la UE y ampliar el acceso a un conjunto más amplio de clientes, incluidos los inversores particulares. El regulador esperaba que la estructura del ELTIF cumpliera el doble objetivo de impulsar la economía real y apoyar la “democratización” de los activos privados para un mayor grupo de inversores.

A pesar del optimismo inicial, la estructura tuvo dificultades para despegar. En 2021, seis años después de la introducción de los ELTIF, solo se habían lanzado 53 productos y existían estructuras de ELTIF por valor de 7.000 millones de euros, frente a los 5,9 billones de euros estimados para el conjunto de los Fondos de Inversión Alternativa (FIA). Aunque los participantes en el mercado apoyaban los objetivos de la nueva estructura, en la práctica ciertas restricciones a la inversión y la distribución los frenaban.

Reconociendo estos retos, la UE emprendió una revisión de la normativa y en marzo de 2023 publicó una actualización que ofrece un conjunto de normas más flexible ("ELTIF 2.0") que se aplicará a partir del 10 de enero de 2024.

Examinamos lo que significan los cambios y las perspectivas de la estructura de los ELTIF en el futuro.

¿Qué hay de nuevo?

La normativa ELTIF 2.0 pretende eliminar algunos obstáculos presentes en el reglamento original. Los cambios más significativos pueden desglosarse en las cuatro categorías siguientes:

Activos eligibles: Se amplía la definición de activos elegibles para incluir otras clases de activos, como las Fintech, determinados activos titulizados y los bonos verdes. También será más flexible en cuanto al tamaño mínimo de los activos reales y el tamaño máximo de los que cotizados. Las nuevas normas también aclaran que están permitidas las inversiones globales y que las estrategias no tienen que centrarse únicamente en activos europeos.

Restricciones de inversión y diversificación: Se introducen varios cambios para flexibilizar la asignación de activos y las opciones de estructuración. En este sentido, se permitirán las estrategias de fondos de fondos (siempre que los fondos objetivo sean FIA de la UE), la inversión mínima en activos aptos se reduce del 70% al 55%. También se permitirán las estructuras “master feeder”, pero sólo si el fondo principal también es un ELTIF. Algunas de las normas también son más flexibles si el ELTIF sólo se dirige a inversores profesionales y no minoristas.

Distribución y marketing: El ELTIF 2.0 suprime el importe mínimo de inversión por inversor (antes 10.000 euros) y también la evaluación de idoneidad específica de los ELTIF, que obligaba a los distribuidores a garantizar que los inversores con una cartera inferior a 500.000 euros no invirtieran más del 10% de sus activos totales en ELTIF. La evaluación de la idoneidad se ajustará ahora a las pruebas de MiFID, al igual que para otros productos. Estos cambios son muy importantes para que los clientes particulares puedan acceder fácilmente a los ELTIF.

Liquidez: El reglamento original sólo permitía los fondos cerrados, pero las nuevas normas introducen la posibilidad de reembolsos antes de que finalice el plazo fijo de vida de un fondo. Las normas precisas para los reembolsos no se establecen directamente en el texto ELTIF 2.0, sino que se aclararán mediante un conjunto de "Normas Técnicas de Reglamentación" o NTR, que aún debe ultimar la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA).

eltif

¿Qué sigue siendo incierto?

Aunque ya se ha publicado el texto normativo ELTIF 2.0, que entrará en vigor el 10 de enero de 2024, todavía quedan algunos aspectos por aclarar. El texto legal remite a los RTS que redactará la ESMA y que ofrecerán más detalles y orientaciones sobre determinados elementos de las nuevas normas. Se resumen a continuación:

Política de reembolso y duración de los ELTIF: Términos clave como periodos mínimos de tenencia, periodos mínimos de preaviso, criterios para determinar el porcentaje máximo de reembolsos permitidos, mecanismos antidilución exigidos y otras herramientas adecuadas de gestión de la liquidez.

Provisión de mercados secundarios: Las circunstancias y procesos para los gestores/administradores de ELTIF que deseen ofrecer un servicio de casación de solicitudes de reembolso de inversores salientes con solicitudes de suscripción de inversores potenciales, y la información que debe revelarse a los inversores en tal escenario.

Costes: La definición y las metodologías de cálculo de los costes, así como la forma de presentarlos a los inversores. Esto incluye los costes de establecimiento, los costes relativos a la adquisición de activos, las comisiones de gestión y rendimiento y los costes de distribución, así como otros gastos.

ESMA publicó una consulta sobre la versión preliminar de las RTS el 23 de mayo de 2023 y solicitó a las partes interesadas del sector sus comentarios, que se han facilitado. Solo cuando se publique la versión final sabremos qué se permitirá con la nueva normativa.

¿Resolverá ELTIF 2.0 todos los retos?

La reforma de la normativa 2.0 está llamada a mejorar los ELTIF tanto para los gestores de patrimonios como para los inversores. En el caso de los gestores, la mayor flexibilidad para invertir en una gama más amplia de activos, en particular en fondos subyacentes, les ayudará a ofrecer a los inversores particulares un acceso eficiente a la gama más amplia posible de capacidades de inversión.

La supresión del importe mínimo de inversión y la armonización de la evaluación de la idoneidad con la MiFID permitirán a un mayor número de gestores de patrimonios ofrecer los ELTIF a una gama más amplia de inversores.

La finalización de las RTS, y en particular de las normas sobre reembolsos y liquidez, será crucial para garantizar el pleno éxito de la normativa actualizada. Sabemos que una de las principales preocupaciones de los clientes particulares puede ser la falta de posibilidades de reembolso cuando se producen acontecimientos vitales como un divorcio o un fallecimiento; por este motivo, los fondos abiertos de duración indefinida pueden ser preferibles. Con normas sensatas que equilibren la flexibilidad con una gestión adecuada del riesgo y la protección del inversor, creemos que la introducción de opciones de liquidez podría marcar una diferencia definitoria en la popularidad y escalabilidad de los ELTIF.

A pesar de estas bienvenidas reformas, siguen existiendo algunos retos clave para los ELTIF. Los ELTIF seguirán necesitando gestores de inversiones altamente cualificados que comprendan las necesidades de los inversores privados. Dado que las nuevas normas amplían el potencial de distribución a un conjunto más amplio de clientes, será más crucial que nunca incorporar a los inversores de una manera más escalable teniendo en cuenta tanto sus necesidades operativas como de inversión. Por este motivo, es probable que las plataformas tecnológicas digitales desempeñen un papel importante.

Otro reto para la distribución escalable pueden ser las preferencias por estructuras locales que ofrezcan incentivos fiscales en mercados locales como Francia, Bélgica e Italia. Esto, por supuesto, puede ser beneficioso para los inversores en un único mercado, pero puede impedir la coherencia y la escala que podrían lograrse ofreciendo un único vehículo en toda la UE y fuera de ella. Para beneficiarse plenamente de la amplitud de la distribución que el Reglamento ELTIF pretende lograr, los gestores tendrán que pensar de forma proactiva en la estructuración de fondos con los requisitos locales apropiados incorporados o en el lanzamiento de estructuras de alimentación.

En general, está claro que las nuevas normas están diseñadas para facilitar y mejorar las cosas tanto para los gestores de inversiones como para los gestores de patrimonios y sus clientes. Creemos que la finalización de las normas de liquidez y la adaptabilidad de los gestores de inversiones a las necesidades de los clientes privados serán los factores determinantes de la eficacia del ELTIF para fomentar la democratización de los activos privados. Esperamos que así los inversores minoristas consigan aprovechar las nuevas oportunidades de inversión que surgen de temas globales como la descarbonización, la desglobalización, la evolución demográfica y la revolución de la IA.

Authors

Jen Appleton
Product Manager, Private Assets

Temáticas

Private Equity
Regulation
Democratisation
Alternativos
Activos privados
Contacta con Schroders
Síguenos

Schroder International Selection Fund se denomina Schroder ISF en este sitio web.

Schroder Alternative Solutions se denomina Schroder AS en este sitio web.

Esta información se indica solo con fines ilustrativos y no constituye una recomendación de inversión en los valores, sectores o países mencionados anteriormente.