印刷する compartir

Tendencias - Thought Leadership

SustainEx: ¿cómo cuantificar el impacto social de las empresas?

Andrew Howard, Responsable de análisis sobre sostenibilidad, explica los motivos por los que hemos puesto en marcha nuestra innovadora herramienta SustainEx, cómo funcionan sus análisis y cómo puede afectar el coste social que mide a la rentabilidad de las empresas en el futuro.

10/04/2019

Andrew Howard

Andrew Howard

Responsable de análisis sobre sostenibilidad y criterios ESG

La presión social y la intervención de las Administraciones Públicas obligan a las empresas a asumir responsabilidades por las consecuencias de sus actos.

Se trata de un punto de inflexión tras lo vivido en las últimas décadas, en las que las grandes empresas han crecido y prosperado mientras los retos medioambientales y sociales se agudizaban.

Medidas como el salario mínimo, el impuesto a las bebidas carbonatadas, las restricciones al juego o los precios de los derechos de emisiones se extienden por todo el mundo, dando origen a costes económicos como respuesta a problemas sociales que antes se pasaban por alto. Por eso, los costes que previamente se trasladaban a la sociedad ahora tendrán repercusión en las cuentas de estas corporaciones.

Son necesarios nuevos métodos de análisis de inversión para identificar, medir y gestionar el impacto de estas presiones dinámicas.

¿Qué es SustainEx?

SustainEx, una nueva e innovadora herramienta, mide el coste que las empresas afrontarían si todos sus efectos negativos tuvieran un precio, o en qué medida aumentaría su rentabilidad si sus beneficios sociales tuvieran una recompensa económica. Está diseñada para ayudar a nuestros analistas, gestores de fondos y clientes a identificar estos riesgos y a garantizar que tienen su correspondiente reflejo en las decisiones de inversión y las valoraciones.

Según nuestro análisis, si todos los impactos identificados en nuestra investigación tuviesen su correspondiente coste económicos, los 4,1 billones de dólares de beneficios que ganan las empresas cotizadas en Bolsa se reducirían en un 55%. Un tercio de ellas entraría en pérdidas. En la investigación se destaca, además, el impacto negativo o positivo total de cada sector en relación con las ventas de las empresas que los integran.

 

Andy Howard, responsable de análisis sobre sostenibilidad, apuntaba lo siguiente: «Las empresas no trabajan en el vacío, forman parte de una sociedad que les afecta y a la que afectan.

»Hemos creado un nuevo marco y una nueva herramienta para cuantificar ese efecto en términos económicos: SustainEx.

»La herramienta trata de responder a esta pregunta: si a las empresas se les cobrase por los costes que trasladan o se les pagase por los beneficios que crean, ¿a cuánto ascendería la factura?

»No es esta una pregunta retórica.  »Las empresas deben hacer frente a derechos de emisiones de carbono, impuestos al azúcar, salarios mínimos y todo un abanico de cambios políticos que harán que cada vez más impactos sociales supongan para ellas un coste económico.

»Nuestro análisis se fija en 50 criterios individuales, entre ellos, los sueldos, las emisiones, las ventas de tabaco o el estrés laboral, entre otros.

»Hemos estudiado unos 500 ensayos académicos para poner precio a estas actividades y extraemos datos de numerosas fuentes para valorar los efectos de unas 9.000 empresas.

»El resultado neto es un cálculo del riesgo que afrontan.

»Podemos utilizar esta información para que nuestros analistas, gestores de fondos y clientes valoren los riesgos que afronta cada empresa y puedan estar preparados para las incertidumbres que plantea el futuro lo antes posible».

 

Información Importante

Las opiniones expresadas aquí son las de Andrew Howard, Responsable de análisis sobre sostenibilidad y criterios ESG, y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos  de Schroders.

El presente documento ha sido redactado con una finalidad exclusivamente informativa. Su contenido no constituye una oferta de compra o venta de ningún instrumento o título financiero, ni una sugerencia para adoptar ninguna estrategia de inversión. La información contenida en el presente no constituye un asesoramiento, una recomendación o un análisis de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas de ningún destinatario. Este material no constituye una recomendación contable, jurídica o tributaria y no debe ser tenido en cuenta a tales efectos. Se considera que la información contenida en este documento es fiable, pero Schroders no garantiza su exhaustividad o exactitud. La compañía no se responsabiliza de los errores de hecho u opiniones. No se debe tomar como referencia la información y opiniones contenidas en este documento a la hora de tomas decisiones estratégicas o decisiones personales de inversión.

La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido.

Schroders será responsable del tratamiento de tus datos personales. Para obtener información sobre cómo Schroders podría tratar tus datos personales, consulta nuestra Política de privacidad disponible en www.schroders.com/en/privacy-policy o solicítala a infospain@schroders.es en caso de que no tengas acceso a este sitio web.

Publicado por Schroder Investment Management (Europe) S.A. 5, rue Höhenhof, L-1736 Senningerberg, Luxemburgo. Número de registro Luxemburgo B 37.799.