Última hora  - Informes de mercado

Análisis de la curva de rendimientos: ¿recesión a la vista?

Desde 1980, la curva de rendimientos ha anticipado con precisión las últimas cinco recesiones en EE. UU. Tras casi una década de expansión económica, ¿nos está sugiriendo que estamos a punto de vivir otra recesión en 2019?

23/01/2019

David Brett

David Brett

Redactor de inversión

Durante las últimas cuatro décadas, la curva de rendimientos ha sido un indicador fiable de las recesiones estadounidenses. Cada vez que la curva de rendimientos se ha invertido, la economía estadounidense ha entrado en recesión en un plazo de 18 meses. En este inicio de 2019, la curva está a punto de invertirse de nuevo.

La curva de rendimientos es la diferencia entre los tipos de interés de un bono con vencimiento más largo (deuda emitida por una empresa o país) y un bono con un vencimiento inferior.

Por ejemplo, debería ser más barato obtener financiación con un vencimiento a dos años que a diez. Esto se debe a que se espera que la economía crezca a lo largo del tiempo y registre inflación. La inflación erosiona la rentabilidad fija de un bono, y los inversores suelen querer una compensación por asumir este riesgo. Por tanto, exigen un rendimiento superior en los bonos a más largo plazo.

No obstante, cuando el coste de tomar prestado es superior a corto plazo que a largo, la curva de rendimientos se invierte. En el mejor de los casos, esta reversión sugiere que los inversores esperan que la economía se ralentice y, en el peor, apunta a la posibilidad de que la economía entre en recesión próximamente.

¿Qué nos está sugiriendo la curva de rendimientos estadounidense?

En el siguiente gráfico, la línea azul representa la diferencia entre el tipo de interés de un bono del Tesoro a 10 años —deuda pública estadounidense— y un bono del Tesoro a 2 años en base trimestral desde 1980. La línea naranja muestra la evolución trimestral del PIB de EE. UU. durante el mismo periodo.

La curva de rendimientos se ha invertido y ha caído por debajo de cero cinco veces en las últimas cuatro décadas, y esta evolución ha precedido a una recesión en todas las ocasiones.

Las últimas dos veces que la curva se invirtió, en 1998 y 2008, el debate de los economistas se centró en determinar si las consecuencias serían diferentes. No lo fueron. Ahora, en 2019, la curva está en su nivel más cercano a la reversión desde 2008.

Curva de rendimientos estadounidense: ¿está prediciendo una reversión?

 

 

Las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras y puede que no vuelvan a repetirse.

El fin de este documento no es ofrecer asesoramiento. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni exactitud.

Fuente: Schroders. Datos de Refinitiv para la referencia de los bonos del Tesoro estadounidense a 2 y 10 años, revisados a 9 de enero de 2019. Datos del PIB estadounidense procedentes de la OCDE, revisados a 11 de enero de 2019.

¿Está EE. UU. a punto de entrar en recesión?

Al subir su tipo de interés de referencia, la Reserva Federal (Fed) ha presionado otros tipos a corto plazo, lo que ha provocado que la curva de rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense esté a punto de invertirse en este inicio de año. La curva de rendimientos es solo uno de los principales indicadores de una posible recesión: que haya previsto recesiones prolongadas en el pasado no quiere decir necesariamente que esta vez vaya a ser así.

Lo que realmente importa es cómo responderá la Fed a la evolución de la curva de rendimientos y a otros datos macroeconómicos clave en los próximos meses.

Los economistas de Schroders prevén una ralentización gradual en el crecimiento estadounidense en 2019 y 2020. Hacemos hincapié en la palabra «gradual»: a nuestros ojos, no es probable que se produzca una recesión en 2019 (aunque no es algo inconcebible en 2020), ya que muchas de las fuerzas que dieron lugar a un sólido crecimiento en EE. UU. en 2018 siguen estando presentes. No obstante, la ralentización implica que se divisa el fin del ciclo de subida de los tipos de interés. En nuestra opinión, los tipos de interés podrían alcanzar su máximo en el 2,75%, un nivel modesto en comparación con los ciclos económicos anteriores.

Recientemente, hemos publicado una perspectiva para los mercados a 10 años, «Verdades incuestionables en materia de inversión para la próxima década». En ella, se destacan las moderadas previsiones de rentabilidad de los mercados públicos, dadas las tasas de crecimiento económico más bajas que en el pasado y el bajo nivel de los rendimientos de los bonos. 2019 parece encajar con estas perspectivas.

Información Importante

Las opiniones expresadas aquí son las de David Brett, Redactor de inversión, y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos  de Schroders.

El presente documento ha sido redactado con una finalidad exclusivamente informativa. Su contenido no constituye una oferta de compra o venta de ningún instrumento o título financiero, ni una sugerencia para adoptar ninguna estrategia de inversión. La información contenida en el presente no constituye un asesoramiento, una recomendación o un análisis de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas de ningún destinatario. Este material no constituye una recomendación contable, jurídica o tributaria y no debe ser tenido en cuenta a tales efectos. Se considera que la información contenida en este documento es fiable, pero Schroders no garantiza su exhaustividad o exactitud. La compañía no se responsabiliza de los errores de hecho u opiniones. No se debe tomar como referencia la información y opiniones contenidas en este documento a la hora de tomas decisiones estratégicas o decisiones personales de inversión.

La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido.

Schroders será responsable del tratamiento de tus datos personales. Para obtener información sobre cómo Schroders podría tratar tus datos personales, consulta nuestra Política de privacidad disponible en www.schroders.com/en/privacy-policy o solicítala a infospain@schroders.es en caso de que no tengas acceso a este sitio web.

Publicado por Schroder Investment Management (Europe) S.A. 5, rue Höhenhof, L-1736 Senningerberg, Luxemburgo. Número de registro Luxemburgo B 37.799.