Opinión de experto 

Informes de mercado

Johanna Kyrklund: ¿Están empezando a surgir oportunidades?


Johanna Kyrklund

Johanna Kyrklund

Global Head of Multi-Asset Investments

La semana pasada dije que las valoraciones aún no estaban lo suficientemente baratas como para justificar la toma de más riesgos. Después de las grandes caídas que hemos visto esta semana, ¿está esto empezando a cambiar?

Parte de la razón por la que la caída del mercado ha sido tan impresionante es porque las acciones comenzaron el episodio del coronavirus a niveles muy altos, particularmente en los Estados Unidos.

Las valoraciones tan altas eran precarias y vulnerables a cualquier cambio en el comportamiento de los inversores. El resultado es que desde su máximo el 19 de febrero, el índice S&P500 de EE.UU. ha caído un 26,6%, hasta el final del día de ayer (12 de marzo).

Entonces, ¿dónde deja esto a las valoraciones ahora? Según nuestros modelos estadísticos, las acciones se valoran ahora con la expectativa de una recesión técnica. Esto se produce cuando una economía se contrae durante dos trimestres consecutivos.

Aún está por verse si se avecina una recesión más prolongada. Nuestro economista jefe Keith Wade dijo en un artículo de hoy que la crisis del coronavirus le ha hecho reevaluar su perspectiva de la economía mundial.

El potencial para una recesión más prolongada es real, cree Keith: "las herramientas monetarias y fiscales son débiles frente al virus y hasta que el brote esté bajo control el riesgo de una caída prolongada sigue siendo alto".

Desde una perspectiva de inversión, espero que la trayectoria del mercado pase de ser una línea recta hacia abajo a una intermitente tanto hacia arriba como hacia abajo por el momento. Esta situación se dará a medida que los inversores sopesen, por un lado, la perspectiva de más cierres patronales y, por otro lado, una recesión económica más prolongada causada por el Covid-19, frente al impacto de la intervención de emergencia del gobierno y el banco central.

A los niveles actuales, los mercados están valorando una recesión técnica que asume un resultado bastante plano para los beneficios de las compañías este año. Si tenemos una recesión económica a largo plazo, tendríamos que asumir que las ganancias disminuirán. Esto sugeriría otro 10% de descenso en los mercados de valores a partir de aquí. Esto probablemente iría acompañado de una gran volatilidad, ya que tenemos la fuerza opuesta de la intervención política que podría causar rebotes a corto plazo.

Teniendo en cuenta estos riesgos, yo recomendaría precaución. Las valoraciones pueden parecer mucho más atractivas que hace unas semanas, pero este es un mercado sólo para nadadores experimentados. El mar seguirá siendo tormentoso, pero bajo la superficie empiezan a surgir oportunidades.