印刷する compartir

Análisis macro

¿Está la economía mundial ralentizándose?

Parece que el crecimiento mundial está perdiendo dinamismo en algunas regiones, sobre todo en Asia y en Europa. Analizamos los tres factores que, en nuestra opinión, impulsarán la ralentización, así como la probabilidad de que estos tengan efectos temporales o permanentes.

01/08/2018

Keith Wade

Keith Wade

Economista Jefe

Pérdida de dinamismo

Si bien los indicadores de actividad a corto plazo se mantienen estables, el crecimiento se ha mostrado menos sincronizado en 2018 en comparación con 2017, cuando las principales regiones se encontraban en fase de aceleración. Ahora, Asia y Europa parecen estar ralentizándose, situación contraria a EE. UU., que sigue protagonizando un sólido crecimiento.

Observamos tres factores principales que contribuyen a lo que parece ser una pausa veraniega.

1. El crecimiento de China pierde fuelle

Algunos indicadores apuntan a que la economía china podría estar ralentizándose más rápido de lo que sugieren los últimos datos sobre el PIB. Si bien el PIB del T2 solo mostraba una caída de 0,1 puntos porcentuales frente al T1, los últimos datos, como aquellos mensuales relativos a las ventas, la inversión y las exportaciones, indican que el T3 podría deparar una ralentización de la actividad de mayor calado. En vista del papel que desempeña China en el crecimiento global y en el de la región asiática, esto tendrá repercusiones en el resto del mundo.

2. Debilitamiento de las materias primas

La caída de los precios de los metales industriales, que han cedido alrededor de un 14% desde finales de junio, constituye un indicio de debilitamiento en la producción industrial. Habida cuenta de que los precios reflejan el nivel de la producción industrial, conforman un indicador razonablemente fiable de la actividad. La producción industrial es un componente clave del crecimiento económico, por lo que su reducción lastrará el crecimiento general. Los precios actuales de los metales sugieren que la producción del G7 se estancará en los próximos meses, lo que repercutirá en el crecimiento mundial.

3. Apreciación del dólar

El crecimiento del comercio (otro importante componente del crecimiento mundial) depende en gran medida de la accesibilidad del dólar. A medida que el dólar se encarece, los países que llevan a cabo sus operaciones comerciales en dólares se verán perjudicados y, como consecuencia, el comercio podría sufrir una ralentización con efectos colaterales para el crecimiento mundial. Además, muchos países se endeudan en dólares, por lo que la apreciación de esta divisa conllevará que la actividad de empréstito se encarecerá, lo que mermará el crecimiento aún más.

¿Temporal o permanente?

En nuestra opinión, estos efectos son probablemente más temporales que permanentes. Creemos que lo que estamos observando en este momento es un impasse veraniego, en vez de una tendencia más sostenida. Parte de la debilidad de los precios de los metales podría derivarse de los aranceles sobre el acero: algunos indicios apuntan a que las empresas aumentaron sus pedidos antes de que los aranceles sobre el aluminio y el acero entraran en vigor el 1 de junio y que ahora los están reduciendo. Además, los pedidos subyacentes en la economía mundial mantienen su firmeza, el mercado laboral muestra solidez y la confianza se sitúa en niveles elevados, lo que sugiere que la demanda subyacente se mantiene intacta.

Las tensiones comerciales podrían mermar el crecimiento

El riesgo de estas perspectivas reside en que las tensiones comerciales puedan provocar un descenso de la confianza empresarial y que las compañías recorten su inversión. La marcada inversión de capital ha desempeñado un destacado papel en el repunte económico global, pero si las empresas se amedrentan ante los acontecimientos políticos, bien podrían poner fin a su gasto ante una situación de incertidumbre, lo que tendría consecuencias para el crecimiento mundial. Las noticias de que EE. UU. y la UE han alcanzado un acuerdo (aunque de momento se haya quedado en palabras) son positivas, pero las tensiones con China se mantienen en niveles elevados. En nuestra opinión, el hecho de que Donald Trump haya asignado un paquete de 12.000 millones de dólares para ayudar a los agricultores afectados por los aranceles aplicados recientemente sugiere que el presidente estadounidense se está preparando para librar una larga batalla con China. Parece que la guerra comercial entre EE. UU. y China sigue recrudeciéndose.

Talking Economics se basa en el informe de Perspectivas económicas y de estrategia de Schroders, elaborado por el equipo de economistas de la firma: Keith Wade (economista jefe), Azad Zangana (economista sénior para Europa y responsable de estrategia), Craig Botham (economista para mercados emergentes) y Piya Sachdeva (economista especializada en Japón).

 

Información importante:

Las opiniones expresadas aquí, son las del Equipo Económico de Gestión de Inversiones de Schroders y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders.

Este documento tiene fines informativos exclusivamente. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Schroders será responsable del tratamiento de tus datos personales. Para obtener información sobre cómo Schroders podría tratar tus datos personales, consulta nuestra Política de privacidad disponible en www.schroders.com/en/privacy-policy o solicítala a infospain@schroders.es en caso de que no tengas acceso a este sitio web. Publicado por Schroder Investment Management Limited, Sucursal en España, c/ Pinar 7 – 4ª planta. 28006 Madrid – España. Registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), con el número 6.

Las previsiones recogidas en el documento son el resultado de modelos estadísticos basados en una serie de supuestos. Las previsiones están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos.