Declaración de Schroders sobre Ucrania

Todos en Schroders estamos conmocionados y profundamente entristecidos por la invasión rusa de Ucrania. Nuestros corazones están con los millones de personas afectadas, entre las que se encuentran algunos de nuestros empleados y sus familias y amigos.

Nuestra exposición a Rusia, Bielorrusia y Ucrania es mínima, con menos del 0,1% de los activos gestionados, y no invertiremos en renta variable rusa o bielorrusa en un futuro próximo. Seguiremos de cerca la situación y continuaremos tomando decisiones de inversión para proteger los intereses de nuestros clientes.

Los mercados rusos han sido suspendidos de negociación. En la actualidad nos centramos en analizar nuestras participaciones no rusas para entender cómo están gestionando sus negocios en Rusia, Bielorrusia y Ucrania, sus cadenas de suministro y las participaciones que puedan poseer o gestionar. Estamos colaborando con esas empresas para asegurarnos de que responden adecuadamente a la crisis actual.

Aparte de la tragedia humana, esta terrible situación tendrá importantes implicaciones empresariales a largo plazo que estamos analizando. Es probable que el suministro de energía en Europa cambie drásticamente, el aumento del precio del petróleo ha afectado a las expectativas de inflación, y habrá que reorientar las cadenas de suministro mundiales en numerosos sectores. Tenemos que ocuparnos de estas cuestiones y de muchas más para satisfacer las expectativas de nuestros clientes en materia ASG y gestionar sus carteras de la manera más eficaz.

Por último, sabemos que todos los trabajadores de Schroders se preocupan profundamente por lo que está sucediendo. Por eso, como empresa, hemos hecho una importante donación para apoyar a la Cruz Roja, en su intento de proporcionar alimentos, medicinas y refugio a la población de Ucrania. También duplicaremos las donaciones realizadas a través de nuestro programa de donaciones benéficas de empleados.

En estos tiempos difíciles, nuestros pensamientos están con Ucrania y su pueblo.